El futuro de Ezker Batua

Ezker Batua ha salido vapuleada del proceso electoral vasco. Ha perdido los parlamentarios en Bizkaia y en Araba. Ha perdido a su coordinador general y a su secretario de organización. Parece también que puede perder una parte de su militancia, la que se agrupa en Alternatiba Eraikitzen. Pero lo que quizás más duela es que se ha perdido la confianza de los votantes que hasta ahora habían sido fieles a la coalición.
Ya se está produciendo la renovación de las personas, pero la renovación de la estrategia política parece que se va a postergar de momento. Parece claro que lo que suceda en esta legislatura va a ser clave para el futuro de Euskadi. Si finalmente Patxi López llega a la Lehendakaritza con el apoyo del PP, parece lógico que la izquierda abertzale ilegalizada se replantee su postura frente a una lucha armada que ya no conduce a nada, salvo a la marginación de una parte de la sociedad vasca de las instituciones, que como primer fruto va dar el primer gobierno “unionista” desde que se instauró la autonomía vasca. Y si se empecinan en seguir en la situación actual, dudo mucho que en próximas elecciones se repita la estrategia de los votos nulos, si eso contribuye a otro gobierno del PSE. Visto que la “cuestión nacional” es determinante en el electorado vasco, estos posibles cambios en la izquierda vasca dejarían a Ezker Batua más descolocada si cabe.
El debate interno en el seno de Ezker Batua debe producirse cuanto antes. Tiene que manifestarse en posiciones claras, tanto en materia de políticas progresistas como en la cuestión nacional. No es tiempo de nadar y guardar la ropa. Hay que volver a ilusionar a ese votante de izquierdas que ha preferido votar a Aralar o quedarse en casa. Euskadi necesita una izquierda real y más en estos tiempos de crisis. Una izquierda que no se pierda en proyectos soberanistas que nos son ajenos. Una izquierda que esté al lado del trabajador, del parado, del inmigrante, de las mujeres discriminadas y de todos aquellos que creemos que el neoliberalismo nos lleva al desastre, venga de Madrid, de Gasteiz o de Bruselas. Es hora de arrimar el hombro para que Ezker Batua vuelva a ser un referente de la izquierda vasca.

About José Luis Salgado Airas

Mi nombre es José Luis Salgado y vivo en Vitoria-Gasteiz. Soy periodista y trabajo en comunicación online como freelance.
This entry was posted in Euskadi/País Vasco/Euskalherria and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

6 Responses to El futuro de Ezker Batua

  1. Javi says:

    Te hago una reflexión más, y la tomas como quieras. No soy anticapitalista, como mucho socialdemocrata o socialliberal. Hace 8 años me deje seducir (Creo que la culpa la tuvo Bernardo Atxaga) por un partido que no era nacionalista, ni vasco ni español, que prometia no colaborar con ningçun frente, que parecía que se iba a atrever a poner en marcha cosas interesante dentro de una economía de mercado.

    Desde entonces me he sentido muy muy estafado; hace 4 años vote a los verdes y esta vez de dejo adivinar a quién o qué.

    Creo si a EB no le interesa gente como yo en su electorado tiene mucho que perder…

  2. faidit says:

    A eso me refiero Javi, a que EB se ha alejado de la gente que no cree que el tema nacionalismo sea lo más determinante a la hora de establecer políticas y con inquietudes sociales. Al alejarse de esa base ha perdido su razón de ser y de ahí que la gente prefiera otras opciones.

  3. robertoC says:

    Interesante reflexión. Es cierto que muchas personas perciben en EB una especie de nacionalismo que, desde dentro, yo no veo. Aunque, admito que algunas de las alianzas que se han hecho no han contribuido a dar una imagen de federalistas (Ayuntamiento de Arrasate, Gobierno Vasco, alianza con Aralar). Creo que habrá que trabajar no tanto en recuperar la identidad federalista, que creo que no se ha perdido, sino en transmitir el mensaje y la imagen federalistas a la sociedad.

  4. faidit says:

    Estoy de acuerdo contigo Roberto. Mucha gente identifica EB con nacionalismo por esos pactos, no basados en una reivindicación nacional sino en el sempiterno programa, programa, programa. Incluso en el seno de IU, hay voces contra esta postura de EB que dicen les resta votos en el resto de España. Pero esto será así mientras haya partidos que crispan la sociedad vasca para cosechar votos de Miranda para abajo.

  5. Anonymous says:

    El la segunda vez que puedo votar dada mi edad y creo que en la sociedad vasca falta un partido que sea como el viento del mar, refrescante, y que nos dejemos de los rollos de siempre y trabajar sobre los problemas reales de la gente de a pie, no solo de nacionalismo si o no.

  6. faidit says:

    Pues eso es lo que hace falta, gente que aún conserve la ilusión y las ganas de salir de la eterna cuestión vasca y centrarse en solucionar los problemas reales, que son muchos y de dificil salida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *