La República tendrá que esperar

Hoy es el día en que los demócratas recordamos la última oportunidad que tuvimos los españoles de gobernarnos a nosotros mismos, sin imposiciones y sin instituciones heredadas de dudosa legitimidad. Fue un corto periodo, cargado de ilusiones y decepciones, de impulsos y retrocesos, de risas y llantos. Pero una vez más, la oligarquía nacionalcatólica se encargó de cercenar de raíz las ilusiones de los ciudadanos y ciudadanas corrientes, de todos aquellos y aquellas que luchan a diario por sacar adelante sus vidas, sus familias y su país. Después de la matanza nos impusieron una dictadura alienante y, cuando murió el dictador, heredamos un régimen maquillado de democracia con una Constitución votada por personas que habían sufrido 40 años de lavado de cerebro.
¿Está nuestra sociedad preparada para una Tercera República? Me temo que la repuesta es clara: no. A la actual partitocracia bipartidista el tema no le interesa en absoluto. Y no le interesa porqué una nueva República no se limitaría a una mera retirada del Borbón de la Jefatura del Estado, sino que debería suponer una profundización en la democracia, en la participación real de los ciudadanos en la vida política. Los únicos partidos y movimientos sociales que propugnamos una vuelta a los valores republicanos estamos cada vez más marginados en la realidad política. No contamos con ni con presupuestos abultados ni con medios de comunicación a nuestro servicio como cuentan ellos. Nos retratan como locos iluminados que no merecemos estar presentes en las instituciones.
Por el momento parece que nuestra función es la mantener encendida la llama en espera de tiempos mejores, que sin duda llegarán. La historia da muchas vueltas y el momento de salir a la calle y enarbolar la tricolor llegará tarde o temprano. La actual sociedad alienante tiene fecha de caducidad, no nos pueden tratar como niños para siempre. ¿Cuántos años tendrán que pasar para que la sociedad despierte? Nadie lo sabe, pero seguro que cuando lo haga muchos estaremos preparados para arrimar el hombro en la construcción de una nueva sociedad más justa y democrática.
SALUD Y REPUBLICA

About José Luis Salgado Airas

Mi nombre es José Luis Salgado y vivo en Vitoria-Gasteiz. Soy periodista y trabajo en comunicación online como freelance.
This entry was posted in España, Euskadi/País Vasco/Euskalherria and tagged , , , . Bookmark the permalink.

3 Responses to La República tendrá que esperar

  1. Nynaeve says:

    Más o menos… y no exactamente, pero en cuanto a esta “pseudo democracia” que tenemos y los porqués, Programa de La ClaveHabrá que estar preparados 😉

  2. Carmen says:

    EStoy convencida que llegará porque cada vez hay más clamor socila por conformar una sociedad, la nuestra, más justa, más plural, laica, y con una democracia sólida y moderna. Hoy toca estar algo optimista porque es día 14. Quizás mañana volvamos a entristecernos… y es que el panorama es… bueno pon tu el adjetivo. Un beso

  3. faidit says:

    Pues tienes razón en que me ha quedado un post algo pesimista, pero es que el panorama no es para hechar cohetes. Pero bueno, que si todos ponemos nuestro granito de arena el objetivo se verá cumplido algún día.
    Un beso para ti también

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *