Ahora… todo es Al Qaeda

Esta pasada madrugada han sido detenidos en Bilbao 14 ciudadanos marroquíes y argelinos. Se les acusa de tráfico de drogas, falsificación de tarjetas y robos en viviendas. Pero la operación había sido ordenada por el juez Eloy Velasco de la Audiencia Nacional. Y es que, además de las anteriores acusaciones, se les imputa destinar los beneficios de su actividad delictiva a financiar a Al Qaeda. En la comparecencia del ministro Rubalcaba se aclaraba que la única sospecha en este sentido es que “sabemos que algunas veces este tipo de organizaciones desvían dinero al terrorismo islamista”.
Es una buena noticia que se detenga a delincuentes, aunque, de momento, deberían ser tratados como “presuntos” delincuentes. Lo triste es que se vuelque sobre ellos sospechas peregrinas de pertenencias a organizaciones terroristas, no sé si a mayor gloria y autobombo de la Audiencia Nacional o del gobierno español. Más efectivo sería para evitar ser objetivo de este tipo de organizaciones retirar las tropas “humanitarias” de ocupación de Afganistán.
El vincular la delincuencia común con la financiación de Al Qaeda sin prueba alguna no parece un acto gratuito. Esta película ya la hemos visto muchísimas veces: detenidos, campaña mediática con nombres y fotos, y dentro de una semana más de la mitad están en casa sin cargo alguno. Pero la campaña ya ha surtido efecto. Parece que la doctrina de “todo es ETA” ha tenido descendencia y ahora también funciona el “todo es Al Qaeda”.

About José Luis Salgado Airas

Mi nombre es José Luis Salgado y vivo en Vitoria-Gasteiz. Soy periodista y trabajo en comunicación online como freelance.
This entry was posted in Euskadi/País Vasco/Euskalherria and tagged , , , . Bookmark the permalink.

4 Responses to Ahora… todo es Al Qaeda

  1. Nynaeve says:

    Es que cuando se pierde la conciencia, y se suma uno al todo vale, es lo que pasa.

    La izquierda en general, se ha opuesto al intervencionismo preventivo en contra del terrorismo, menos con ETA porque llevaban años abonando el camino.

    Ahora el Rubalcabismo (cómo he leido por ahí hacer un rato), procede ya sin pudor.

    Pero el hooliganismo político que yo creo que nace de la poca cultura democrática que tenemos en este país (la sombra de la dictadura es alargada) y que vemos como normales y justificables este tipo de acciones, aunque nos rasgamos las vestiduras si las hace el PP o en otros países, pues eso, que dicho hooliganismo, adormece las conciencias y se piensa, que si lo ha hecho o dicho el ministro, bien está.

    No sé dónde me ha dicho Iñaki que hay leido hoy algo que ha dicho Rafael Vera, que la guerra sucia, fue una condición para evitar más golpes de estado, después del 23F.

    Así que siguiendo dicha línea, cómo había unos muy malos, pero que muy malos que iban a cargarse a mucha gente, ellos optaron por la vía de contentarlos con el terrorismo de estado, y así arreglaban dos cosas de un tiro, evitaban el golpe de estado y por otro acababan con ETA.

    Por lo que creo que hemos juzgado muy duramente a los pobres socialistas, que fueron capaces de sacrificar sus ideales en aras de un bien mayor…

    Pobrecitos…

    Sr. Rubalcaba, perdone usté, es que no quiero cometer el mismo error, ¿qué tipo de golpe de estado están ustedes evitando ahora, la derecha española o Alqaeda apoderándose de Al-Andalus?…

    Un muxu

  2. faidit says:

    Es que ya está aqui la campaña electoral y el tema de los buenos y los malos vende mucho. Y ya que han pillado a unos magrebíes, por el mismo precio, se deja caer que son terroristas y asi el bizcocho sube más. La verdad es que se me hace muy cuesta arriba creerme que alguien minimamente inteligente monte una célula islámica precisamente en Euskadi,la zona con más policía per cápita del país. Quizás deberían mirar por la Costa del Sol y ponerle la vida un poco más dificil a los mafiosos que viven por ahi en relativa impunidad y que son autenticos delicuentes con cargos mucho más graves que les caerán a estos “presuntos” chorizos.

  3. Carmen says:

    Y es que la sombra de Bush es alargada. El Estado terror, el Estado vigilantes, ciudadanos sospechosos… Si, a Bush le debemos todo esto y más sin duda

  4. faidit says:

    Sin duda, Bush fue el instigador máximo de este tipo de actuaciones, pero no hay que olvidar a quienes jalearon y se subieron a este carro sin reparar en minucias como los derechos humanos o la legislación internacional, prefiriendo la venganza a la justicia… una vez más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *