Contra la crisis: innovación en energías renovables


A estas horas permanece reunido el Consejo de Seguridad nuclear para decidir si cierra o no la central nuclear de Garoña. Si como es previsible, da su visto bueno para prorrogar el permiso de explotación para otros 10 años, la decisión quedará solamente en manos de los políticos. Ahora, Zapatero queda en la difícil tesitura de elegir entre contentar a grandes empresas como Endesa e Iberdrola o responder ante la presión popular favorable al cierre de esta vieja central.
Ya veremos cual es la decisión. Yo no apostaría mi dinero por ninguna de las dos opciones. Pero independientemente de lo que suceda en este caso, creo que el ejecutivo debe plantearse seriamente una clara y decidida política energética, que tenga en cuenta las necesidades reales de nuestra sociedad, que suponga una apuesta por la sostenibilidad real, que rentabilice las energias renovables de modo que no sea el consumidor el que pagué la lucha contra el cambio climático que otros causaron. Está claro que hoy en día dependemos absolutamente de energías contaminantes. Aunque cierren Garoña, seguiríamos necesitando importar energía desde las centrales nucleares francesas para mantener encendidos nuestros ordenadores, frigoríficos y aires acondicionados.
Por todo lo anterior, esta es una buena ocasión para plantear un debate serio y transversal sobre el modelo energético, sobre a que estamos dispuestos a renunciar, sobre que bases vamos a construir la sociedad en la que vivirán nuestros hijos y como vamos a enfrentarnos a esta transformación. Todos conocemos la apuesta de Obama de invertir en energías renovables para hacer frente a la crisis. Aquí se ha optado por invertir en infraestructuras para recolocar los recursos humanos excedentes de la explosión de la burbuja inmobiliaria. Y no invertir en renovables ahora sería perder un tren que ya no volverá. Tenemos una tierra con sol, vientos y mareas. Tenemos miles de ingenieros y técnicos en paro o trabajando en empleos que no necesitan tal cualificación. Solamente falta el impulso político para aunar estos factores y darles un impulso a través de políticas efectivas de I+D+I, algo que no puede traer sino beneficios para nuestra sociedad.

About José Luis Salgado Airas

Mi nombre es José Luis Salgado y vivo en Vitoria-Gasteiz. Soy periodista y trabajo en comunicación online como freelance.
This entry was posted in España, Euskadi/País Vasco/Euskalherria and tagged , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to Contra la crisis: innovación en energías renovables

  1. Carmen says:

    Yo creo que Zapatero se ha metido en un buen embrollo en este tema. Ojalá su apuesta sea la inversión en energías renovables porque como bien dices tenemos todo: sol, vientos, mareas y profesionales preparados. ¿Crees que resistirá el embite de los Endesas de turno?
    Reconóceme que está debil y se nota demasiado, de ahí es que mucha parte de su política es incoherente, fluctuante y pactista. Esa es la verdad. Si me equivoco será una gran alegría. Un beso

  2. faidit says:

    Se nota que tiene las manos atadas en ciertos temas y en otros quiero pensar que está mal aconsejado. Pero creo que no invertir en investigación es un error, un paso atrás para la sociedad española.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *