Neofascistas 2.0

plantilla
No cabe duda de que la crisis que estamos sufriendo es de las graves. Millones de personas han perdido su empleo y muchos de ellos su vivienda y sus posibilidades de llevar una vida digna. Pero el colectivo que peor lo está pasando es, sin duda, el colectivo inmigrante. Además de lo anteriormente expuesto, hay que añadir que se han convertido en el “chivo expiatorio” elegido por el creciente número de organizaciones de extrema derecha, grupos que impulsan actitudes abiertamente racistas y xenófobas. Los sectores de la ciudadanía que más se han visto perjudicados por la crisis son permeables, en cierta medida, a estos mensajes de odio. Mucha gente se siente desplazada por gente que ha venido de otros países a ganarse el pan, sienten que éstos se están apropiando de algo que les pertenece. Parece que ya hemos olvidado que aquí también tuvimos que dejar todo atrás para irnos lejos de casa a vivir y trabajar. Y no hace tanto tiempo de eso.
Este progresivo aumento de las actitudes racistas no son solamente patrimonio nuestro. Mas bien todo lo contrario: una ola de intolerancia cruza Europa y esto se ha visto reflejado en leyes de marcado carácter excluyente, tanto a nivel nacional como comunitario. Hemos visto casos sangrantes como el italiano: desde ver a una ministra alzando el brazo en saludo fascista hasta la aprobación de una ley que criminaliza a todos los inmigrantes sin papeles. Ha crecido la ultraderecha en países como Holanda, Austria, Suiza, Polonia o Gran Bretaña. Por toda Europa se multiplican las agresiones xenófobas, homófobas y racistas.
Movimiento contra la Intolerancia publica hoy su informe Raxen acerca de la crisis económica, xenofobia y neofascismo en España. Este informe aporta conclusiones alarmantes para el respeto a los derechos humanos de todos y cada uno de nosotros. Nos avisa del incremento de actitudes de odio hacia gitanos, extranjeros, gays, lesbianas, judíos, musulmanes, etc. Odio contra lo diferente, contra los otros. Una de las conclusiones más alarmantes a mi entender es que estos grupos neofascistas han añadido a sus tradicionales sistemas de captación y cohesión como grupo (los grupos ultras en el fútbol y los conciertos de música de grupos afines a sus “principios”) las herramientas que ofrecen las nuevas tecnologías de la información. Estos grupos han sabido expandirse por la web social y han pasado de tener una sola web a finales de los noventa a controlar casi 200 webs, foros y blogs hoy en España. El darse una vuelta por esta otra blogosfera es un ejercicio que es mejor acometer con el estomago vacío. La web 2.0 es una herramienta para profundizar en la democracia, sí, pero también el lado oscuro ha visto sus capacidades y posibilidades y se ha lanzado a utilizarla. Es nuestro deber como demócratas parar esta infamia. Una reflexión para que la tengas en cuenta cuando llegue un día de elecciones y estés tumbada o tumbado en el sofá.

About José Luis Salgado Airas

Mi nombre es José Luis Salgado y vivo en Vitoria-Gasteiz. Soy periodista y trabajo en comunicación online como freelance.
This entry was posted in España, Europa, mundo and tagged , , . Bookmark the permalink.

8 Responses to Neofascistas 2.0

  1. susana says:

    Ok… pero yo que comparto mi vida y mi pueblo, y también amistades con inmigrantes… hecho de menos su implicación en sus propias causas. Es decir .. estoy harta de ver como la gente de izquierdas nos dejamnos la piel por sus derechos (y quiero dejar claro k a pesar de mi keja pienso seguir haciendolo, pk son mis creencias)mientras ellos le lamen el culo a los fachas se comportan como nuevos “ricos” o como mínimo se desentienden y se kedan en su casa o en su fiesta. Los que se mojan son muy pokitos y entre los sudamericanos aún menos, nos tachan a nosotros de xenofobos y ellos se fabrican ghetos en los que los únicos españoles k entran son los posibles novios o maridos.
    En el trabajo la mayoría son malos compañeros siempre “llorando”, para luego solo ayudarse entre ellos,buscando “comerse” el mundo y a veces al de al lado. Y algunas actitudes que son comprensibles en gente recien llegada y muy necesitada, sin papeles y con miedo … pervive en en los que llevan más de un lustro, ya han pensado kedarse definitivamente e incluso en los tienen conseguida la nacionalidad, que su mayoría ni siquiera piensan en votar y desde luego no a la izquierda.Y que no se mueven ni para una manifestación del AMPA
    Y dicho todo esto, yo sé que Jose Luis me conoce y no va a pensar mal de mí… pero para los que no… decir que en mis palabras,sobre todo, hay un ruego para esa gente a la k yo respeto, y admiro por su valor para intentar ganarse una vida mejor lejos de su tierra. Yo les pido que abran los ojos fuera de su esfuerzo personal para ver como son las cosas aquí… para guardar un hueco en sus esfuerzos para la solidaridad con los que son solidarios con ellos, para ver claramente que algunas actitudes solo les perjudican a ellos, que sus esfuerzos muchas veces egoistas, lo cual es humano y comprensible, son utilizados por los que no les quieren para buscar apoyos… Que mucha gente que les apoya también tiene serios problemas económicos y no por eso deja de hacerlo. Que el altruismo y la utopía tambien es su terreno estén donde estén, por que el idealismo que muchos “bienpensantes” llaman estupido a movido poco a poco el mundo. Que ese orgullo patrio que muchos traen es respetable pero el orgullo por el genero humano debería estar por encima, o por lo menos igual de visible.
    Que dejen de tomarnos el pelo a los “buenos” mientras l4e hacen la pelota a los “malos”.

  2. Susana says:

    Perdón por las faltas de ortografía y abreviaturas, está muy mal en alguien como yo, sobre todo es… echo no hecho.

  3. José Luis Salgado Airas says:

    Bueno Susana, nadie es perfecto y los colectivos aún menos. A fin de cuentas, somos humanos y somos así, pero todos: españoles, latinoamericanos, chinos o australianos. Pero la alternativa fascista no va a afectar solamente a los extranjeros, si se llega a materializar, nos va a afectar a todos. Si lo ves desde un punto de vista egoista, en realidad luchamos por nuestros derechos a la par que por los de ellos (por algo los DDHH son universales). La amenaza está ahí y la innacción no es una opción válida esta vez.
    Gracia por el comentario Susana, nos vemos pronto.
    Un beso

  4. susana says:

    De nuevo, estoy de acuerdo, y creo k lo digo en el comentario, yo seguire luchando por esos derechos pork tb son los mios. universales y para todos, pk aunk se haya kedado “antiguo” para las nuevas generaciones yo me sigo considerando ciudadana del mundo… a fin de cuentas lo que digo es que espabilen… que luchen con nosotros y no solo para ellos. veo que no me has entendido… yo ni lo veo, ni kiero verlo desde un punto de vista egoista, aunk mi experiencia personal afecte sin duda mi opinión,… sino todo lo contrario. Es el egoismo de muchos individuos el que agria las relaciones humanas, y aunque está claro que es intrínseco al hombre, porque está relacionado con algo tan primario y fundamental como el instinto de conservación, tambien la solidaridad entre los miembros de una sociedad hace que está prospere y que la especie se desarrolle aunk aquí el instinto de conservación k gane sea el colectivo y no el individual.
    Por eso creo que las miras de algunos son demasiado cortas siempre con objetivos cercanos y a corto plazo.
    Efectivamente todos somos iguales y todos nos vamos a morir y ahí aún nos igualaremos más, por eso me molesta la actitud de muchos inmigrantes que no ven más alla de su propio par de zapatos, aunque entienda que a lo mejor es pork es el primero que se han podido comprar, y que no se ofenda nadie que esto, solo es un ejemplo… para mi el problema es que esa actitud les perjudica a ellos mismos, porque fomenta las actitudes racistas y da carnaza a los xenofobos. Yo lucho por la libertad por creo en ella y pork la necesito, para todos, para los de fuera, para los de aquí, para mi hijo y también para mí… no pienso imhibirme, no necesito ningun incentivo para hacerlo pork para mi es lo natural, solo pido que nuestros nuevos, vecinos, amigos y compañeros también se impliquen.

  5. José Luis Salgado Airas says:

    Y en la lucha nos encontraremos, Susana. Yo creo que es cuestión de tiempo y de evolución de la sociedad el que esta gente se vaya implicando más. Ya sé que siempre veo la botella medio llena y tú medio vacía, cuestión de caracteres, ya sabes 😉

  6. Asela says:

    El problema es complejo y muy alarmante. Suscribo plenamente la cita atribuida a Voltaire de “no comparto sus ideas pero que moriría defendiendo que pudiera expresarlas” (la idea es esa). Es por ello, que defiendo el derecho a la libertad de expresión de todas las ideas, aunque no las comparta (defender ideas propias es bastante fácil) y ello me obliga a brindar por la posibilidad que ofrece la Red 2.0 para ello. Sin embargo siento la grave amenaza que esas ideas suponen para los Derechos Humanos y me aterra. Y, como no es bueno sucumbir al miedo, no queda más remedio que pensar y encontrar formas para evitar que las ideas amenazadoras de los Derechos Humanos conduzcan a acciones indeseables y sólo se me ocurre hablar, educar, enseñar a que cada persona piense por si misma, tenga criterio y pueda decidir donde se alinea. La cultura y la educación es lo que nos hace libres. No es fácil, nunca lo fue. Siempre habrá reductos indeseables (asesinos, xenófobos, etc.), forman parte de nuestra naturaleza humana y de nuestra sociedad, pero hay que tenerlos controlados en los márgenes que menos daños hagan, evitar que se extiendan. Y, como hablamos de ideas, no podemos prohibir las que no nos gustan, porque caeríamos en los mismos disparates que tratamos de evitar
    .-= Asela´s last blog ..Policia Municipal: ¿Remiendo o arrreglo? =-.

  7. José Luis Salgado Airas says:

    No sé que decirte Asela, yo también estoy a favor de la libertad de expresión. Lo que me parece raro es que casi nadie diga nada cuando se ilegaliza un partido por no condenar el terrorismo y a nadie le parece extraño que se permita a estos colectivos lanzar mensajes de odio racista o de negación del Holocausto judio. O todo o nada, ¿no?

  8. Asela says:

    Alzo la voz contra la ilegalización de las ideas, de partidos, contra la involución en de las libertades civiles en aras de una supuesta “seguridad”, que en realidad sólo le favorece al poder establecido. Alzo la voz contra todos los que “se la cogen con papel de fumar” y reclaman una memoria que no permiten a sus rivales. Alzo la voz contra todos esos sufemismos correctos políticamente y cargados de injusticia social. Por todo eso, me veo obligada a defender el uso de todos los canales para la libre expresión, para poder contestarles.
    Es dura la coherencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *