Una semana intensa en Euskadi

Esta semana ha resultado bastante densa de tareas y acontecimientos en mi vida y no ha sido posible postear todo lo que hubiese querido, y dado que se han producido noticias relevantes en varios ámbitos, he pensado en escribir una especie de “all in one post”, para poder valorar, aunque sea muy por encima, dichos acontecimientos. En nuestro entorno cabe destacar la noticia del veredicto del Tribunal de Estrasburgo, que viene a avalar la legalidad de la Ley de Partidos. También hemos visto esta semana las reuniones que ha mantenido el Lehendakari López, tanto con el Presidente Zapatero como con el Presidente navarro Miguel Sanz.
Empezábamos esta semana con la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que avala la postura del Gobierno español en relación a la aplicación de la Ley de Partidos en la ilegalización de Batasuna. El Tribunal habla de que dicha ilegalización responde a “una necesidad social imperiosa” y considera a Batasuna “instrumento de la estrategia terrorista de ETA”. En varias ocasiones me he posicionado en contra de las ilegalizaciones, que me parece un atajo de dudoso cariz democrático para conseguir un fin democrático, como es el fin de la violencia. Otros “atajos” similares (como la guerra sucia, la dispersión de presos, las torturas o los cierres de medios de comunicación) solamente han conseguido sumar más dolor y más sufrimiento a esta complicada ecuación que supone la realidad vasca. Por otra parte, no entiendo el interés de la izquierda abertzale por participar en unas instituciones en las que no cree, en reclamar a instancias judiciales que no aceptan, en definitiva, a participar en un sistema contra el que luchan.
Por otra parte, el Lehendakari López se reunió este miércoles con el Presidente del gobierno español en la Moncloa. Esta reunión ha supuesto la visualización de la nueva situación política en Euskadi, la constatación de que se ha abierto una nueva etapa en las relaciones entre el poder central y el autonómico. Esta nueva etapa se materializa, como estaba cantado, en la total coincidencia de afrontar la lucha antiterrorista, que actualmente se basa en la negación del diálogo y en apostar únicamente por la vía policial para acabar con ETA, algo que, evidentemente, no acabará con el conflicto. También han acordado apostar por la inversión en infraestructuras para paliar los efectos de la crisis. Ante la petición del Lehendakari López de dar “un nuevo impulso” al traspaso de las competencias pendientes, Zapatero se ha comprometido a acelerar al máximo las transferencias pendientes en desarrollo del Estatuto de Gernika, aunque, de momento, parece que solo van a ser las políticas activas de empleo. Parece que el ejecutivo central seguirá guardándose el as de las transferencias en la manga, un as que ha demostrado su efectividad en anteriores partidas.
En cuanto a la reunión del Lehendakari con Miguel Sanz, supone poner un punto y aparte a unas relaciones siempre tensas mientras gobernaba el PNV. Ambos presidentes han acordado colaborar en materias comunes como la conexión de la línea ferroviaria vasca de alta velocidad con Navarra, el fomento del euskera, o la posibilidad de captar los contenidos de EITB en Navarra. Esta voluntad de colaboración no puede sino tener una valoración positiva, sobre todo para los que pensamos que Navarra será lo quieran los navarros que sea. En realidad, esta debería la relación habitual entre dos territorios con tantas cosas en común. Pero claro, esto es una fantasía cuando los que tienen que entenderse son los nacionalistas vascos y la rancia derechona navarra. Al menos, disfrutaremos de una tregua en el “frente” navarro, aunque dudo que dure demasiado.

About José Luis Salgado Airas

Mi nombre es José Luis Salgado y vivo en Vitoria-Gasteiz. Soy periodista y trabajo en comunicación online como freelance.
This entry was posted in España, Euskadi/País Vasco/Euskalherria and tagged , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to Una semana intensa en Euskadi

  1. Pingback: Jose Luis Salgado

  2. Carmen says:

    Hace unos días en una entrada en mi blog comentaba mi disgusto por la decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y lo hacía consciente de la carga que ello conlleva. Sigo pensando igual porque no creo que en una sociedad democrática, un estado garante, tenga que exisitir una ley para poder dejar fuera unos sujetos (que por cierto todos rechazamos) cuando ya existen suficientes instrumentos en un estado democrático para poder aislarlos o combatirlos.
    No creo por tanto buena noticia.
    Tampoco creo que se conseguirá nada utilizando solo la vía policial. Creo que es una barbaridad negar la vía política y como muy bien dices la negación del diálogo no terminará con ETA.
    Respecto a la escenografía de Patxi López y ZP que quieres que te diga. Cada vez Zapatero con sus políticas y sus torpezas se acerca más a la derecha.
    .-= Carmen´s last blog ..India. Uttar Pradesh. Agra =-.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *