Mi patria en mis chancletas (IV) Murcia

Continua el mes de agosto, mes chancletero por excelencia, y aún disfruto de mis vacaciones en San Pedro del Pinatar (Murcia). Aquí tengo lo que me falta en Vitoria-Gasteiz: un clima cálido, playas de fina arena y tiempo para disfrutar de pequeños placeres como la lectura, la fotografía y, cómo no, la gastronomía. También me encanta pasear por el pueblo, mezclándome con sus gentes y conociendo sus costumbres. No soy de los que van de la urbanización a la playa y vuelta de nuevo a esa especie de ghetto multicultural. Los murcianos son gente alegre y abierta, que saben disfrutar de lo que les ofrece su tierra, que es mucho y bueno. Lo único que me ha chocado negativamente ha sido el callejero. Mientras en Euskadi vemos como día tras día la Ertzantza tiene que retirar símbolos antidemocráticos y que exaltan la violencia, iconos que ofenden a las víctimas del terrorismo, aquí dedican calles, con total normalidad, a todo el santoral franquista, desde el Generalísimo, pasando por Mola, Sanjurjo, Millán Astray, hasta al Crucero Canarias, el buque sublevado que destrozó la Armada Vasca frente a Matxitxako.
No sería mala idea ir retirando también estos símbolos que solamente consiguen perpetuar el sufrimiento de los que fueron vencidos entonces. Ya ha pasado el tiempo suficiente de consolidación de nuestra democracia para que la retirada de estos símbolos no puedan ofender a casi nadie. Y no consigo entender como el Partido Popular actual, plagado de gente que ha nacido ya en plena democracia, continua defendiendo a capa y espada este tipo de iconografía que a nadie beneficia. Creo que tenemos ya una historia común que comienza en 1975 y que ha dado mucho de sí como para nombrar una calle. Si a la Avenida del Generalísimo se le cambiase el nombre por Avenida Adolfo Suarez, ¿a quién ofendería? ¿No ganaríamos todos?

About José Luis Salgado Airas

Mi nombre es José Luis Salgado y vivo en Vitoria-Gasteiz. Soy periodista y trabajo en comunicación online como freelance.
This entry was posted in España, Euskadi/País Vasco/Euskalherria and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

10 Responses to Mi patria en mis chancletas (IV) Murcia

  1. Pingback: Blogueros alaveses

  2. Alavablogs says:

    En Alavablogs: Untitled http://bit.ly/5sONN

    This comment was originally posted on Twitter

  3. faidit says:

    Lee y comenta: Mi patria en mis chancletas (IV) Murcia http://bit.ly/waOvC

    This comment was originally posted on Twitter

  4. arati says:

    Buena observación, buena sugerencia.

    Me sorprende, además, que ese cartel no parece una reliquia del pasado, algo que estaba ahí y ahí quedó… ese cartel es nuevo, reciente, encargado, pagado y colocado ahí por la Comunidad de Murcia.

    Me gusta el cambio de denominación veraniega del blog 🙂
    .-= arati´s last blog ..lo que ven otros ojos =-.

  5. Dean says:

    Desafortunadamente queda mucho de eso por todos lados.
    Un saludo.
    .-= Dean´s last blog ..Google Health =-.

  6. Liber says:

    En fin a mi me ofende enormemente el busto de Largo Caballero, popularmente conocido como “El Lennin Español” en los nuevos ministerios y no ando dando la vara. Por cierto está tan recientemente colocado como del ’86… vamos que tampoco es una reliquia, cual refiere arati de la placa de la foto.

    En fin lo lógico sería convivir con nuestra historia con normalidad sin necesidad de tergiversar los HECHOS HISTORICOS. Tal como he indicado a mi no me pareció mal que en su momento se colocara el Busto de Largo… tal como se estaban desarrolando los hechos de transición y demás, tampoco me pareció excesivo el paripé y teatro que montaron con el busto de Pablo Iglesias, pero claro veintatos años después llega un ignorante a Jefe de Estado que para suplir su falta de dotes al mando de una nación se recrea en los golpes de efecto.

    En fin. Así nos luce el pelo. Saludos.

  7. José Luis Salgado Airas says:

    Pues lo lógico sería encontrar un punto en común, símbolos o nombres de calles que sean aceptados por todos. Yo también estoy de acuerdo en convivir con nuestra historia sin manipularla: en este caso, por ejemplo, Largo Caballero fue elegido en unas elecciones, mientras que Franco fue un golpista que creo un régimen que asesinó a miles de personas. Pero bueno, que hay que poner algo que no cree mala sangre, pues ponemos un busto de algún escritor o científico (Juan de la Cierva, Isaac Peral, etc) y problema resuelto. A ver si con el tiempo se diluye el apasionamiento que producen estos temas de la Memoria Histórica y somos capaces de aceptar nuestro pasado tal y como se produjo. Lo que pasa es que aún queda bastante de aquello de que la Historia la escriben los vencedores.
    Un saludo y gracias por el comentario.

  8. Liber says:

    Perdona querido pero eso ya se había tratado en la transición y todos estabamos estupendamente hasta que llegó Z a suplir la eficacia política con su varita “flacida” enfrentando a los españoles.

  9. José Luis Salgado Airas says:

    Creo que la transición fue un poco cerrar los ojos al pasado y apostar por un futuro democrático para todos. Quizá fue lo mejor en ese momento. Lo que no entiendo es que el hecho de desenterrar a un fusilado en el 36, para que su viuda de 90 años pueda tener una tumba en la que dejar una flor, suponga un “enfrentamiento entre españoles” como dices. Tampoco creo que nadie de la derecha española de 2009 se tenga que sentir ofendido por ello. Yo me considero de izquierdas y no se me ocurriría negar el reconocimiento de las bárbaridades que se cometieron en el bando republicano, ni dedicaría calles a Santiago Carrillo o a Dolores Ibarruri, ni justificaría las quemas de iglesias. Lo que hay que hacer es dejarnos de enfrentamientos por el pasado y empujar juntos por un futuro mejor para todos.

  10. Liber says:

    Esque ese no es un problema, en el caso de mi familia, a mi tío lo desenterramos en el 79, sin ningún tipo de problema, todo eso estuvo muy bien previsto en su momento, es decir durante la transición. Lo triste son los casos que estoy conociendo ahora donde están desenterrando a familiares que como en nuestro caso sabían donde estaban de toda la vida ¡¡y lo hacen porque está subencionado!!!.

    En nuestro caso no nos costó nada más que lo que nos quisimos gastar en el funeral el resto, el desenterramiento fue el procedimiento legal, sabíamos donde estaba, cavamos un poco hasta que apareción “algo” dimos parte y se presentó el equipo forense pertinente, se identificó el cadaver por el reloj nos lo entregaron y lo enterramos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *