Del tocomocho al phishing

Phishing
Hoy ha llegado a mi bandeja de entrada el famoso mail que te notifica acerca de una sustanciosa devolución de Hacienda. Para cobrar estos 164,50 euros solamente tienes que seguir el link e ingresar en la página el número y la clave de tu tarjeta de crédito. La verdad es que el timo es bastante penoso: por su diseño y su redacción este mail huele a phishing desde bien lejos. Eso, sin contar con que en Euskadi la Agencia Tributaria no tiene competencias. Pero seguro que alguien habrá picado y los estafadores se habrán salido con la suya. Seguramente no habrán sacado mucho, pero posiblemente les haya merecido la pena.
En estos tiempos de crisis, la creatividad en el viejo arte de la estafa se acentúa. Y digo viejo arte porque, en este país, el vivir del esfuerzo ajeno se practica ya desde los tiempos de Altamira. Nos encanta el dinero fácil, lo que hace que aún funcione el timo de la estampita y similares.
Pero esto de las estafas y los timos está alcanzado ya unos niveles insospechados. Ya no son un par de quinquis los que nos intentan llevar al huerto. Ahora se han unido entidades financieras y grandes empresas. Incluso los gobiernos de muchos estados hacen sus pinitos en el viejo arte. Podríamos mencionar el “affaire” de los sellos con Afinsa y Forum filatélico.
Pero los últimos timos con marchamo “oficial” no pueden pasar desapercibidos. En el ámbito estatal, hemos visto como el gobierno ha regulado (beneficiando claramente a ciertos intereses privados) la TDT de pago, después de que la mayoría de los ciudadanos ya habíamos comprado unos decodificadores que ahora resultan obsoletos, incluso antes de producirse el apagón analógico.
Y el otro timo al que me gustaría referirme es el “timo de la pandemia”. Que puedo decir a estas alturas de la gripe A, nueva gripe o la N1H1. Que al final se ha tratado de una campaña orquestada por no se sabe bien quién, pero que ha implicado a farmacéuticas, empresas e instituciones como la OMS y que solamente está sirviendo para que las empresas farmacéuticas multipliquen sus ganancias. Los gobiernos se han lanzado como locos a comprar el famoso Tamiflú para vacunar a sus ciudadanos, cuando los expertos independientes nos repiten que esta gripe es incluso más leve que la estacional. Pero ya los ciudadanos hemos pagado dos vacunas para esta temporada en lugar de la única dosis de otros años. En definitiva, una estafa muy elaborada, pero estafa al fin y al cabo.
Y después eres un peligroso delincuente si te bajas un par de canciones por P2P…

About José Luis Salgado Airas

Mi nombre es José Luis Salgado y vivo en Vitoria-Gasteiz. Soy periodista y trabajo en comunicación online como freelance.
This entry was posted in España, General, mundo and tagged , , , . Bookmark the permalink.

5 Responses to Del tocomocho al phishing

  1. Pingback: Jose Luis Salgado

  2. Pingback: Blogueros alaveses

  3. faidit says:

    Lee y comenta: Del tocomocho al phishing http://bit.ly/3lrH0T

    This comment was originally posted on Twitter

  4. Tutto says:

    A mi suegro le llegó el mail el jueves pasado y sus risas resuenan por todo Bilbao todavía, ¿la agencia tributaria? …

    Y lo de los timos …, en fin, ese de que iban a subir los impuestos a los “ricos”, es muy bueno también.

    Salu2

  5. Alavablogs says:

    En Alavablogs: Del tocomocho al phishing http://bit.ly/3lrH0T

    This comment was originally posted on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *