Ahora, a por 2010

Feliz 2010

Optical illusion (Flickr)

Hoy por fin termina este 2009, un año que ha sido duro, tanto en lo profesional como en lo personal. De lo personal no voy a hablar aquí, pero si que me gustaría resumir lo que ha significado este año desde el punto de vista de la actualidad, como van a hacer mis compañeros de la Blogosfera Gorria.
Este ha sido el año de la crisis, es lo que más ha marcado el día a día de los ciudadanos de este país. Muchos hemos perdido nuestros empleos y otros muchos han tenido que padecer la incertidumbre de los EREs. El consumo se ha desplomado y la economía ha pasado a tener crecimiento negativo. Hasta los bancos han tenido un mal año, a pesar de ser los creadores de la burbuja que nos ha llevado a sufrir la situación actual y a pesar de las ayudas que han recibido de los gobiernos para que no nos arrastren a todos al abismo. En algunos países ya se ha iniciado la recuperación, pero en España la situación aún puede empeorar en este 2010, sobre todo en lo que se refiere al desempleo. También destacaría la nula capacidad de los sindicatos para defender los intereses de los trabajadores, que, una vez más, han sido los paganos de esta crisis.
A nivel internacional, ha sido el año de Obama. Un nuevo presidente USA que supo despertar la ilusión de la ciudadanía norteamericana e incluso mundial, pero que ha visto como sus intentos de reforma chocaban una y otra vez contra el rompeolas de los lobbys, demasiado enraizados en las estructuras políticas de Washington DC como para legislar en contra de sus intereses. A pesar de recibir el Nobel de la Paz, ha incrementado el número de tropas en Afganistán, no ha sido capaz de cerrar la base de Guantánamo y ha tenido que aceptar a los golpistas hondureños. Su plan para crear una sanidad pública más fuerte está saliendo adelante a pesar de muchas dificultades, pero va a ser una reforma un tanto descafeinada desde el punto de vista de los estándares europeos.
También este año ha supuesto un nuevo fracaso en la lucha contra el cambio climático, algo que nosotros mismos hemos causado. La cumbre de Copenhage ha finalizado con un vergonzoso acuerdo de mínimos, que no supone ningún avance ni compromiso de los gobiernos con la defensa de nuestro hogar, este frágil planeta que llamamos Tierra.
En España, la crisis está también pasando factura al gobierno de Zapatero, que ve como el Partido Popular le supera en las encuestas de intención de votos, a pesar de los escándalos de corrupción que han salido a la luz pública durante este año. Como nota negativa, destacaría el aumento de efectivos que el gobierno ha destinado a la misión en Afganistán, apostando por la continuidad de la presencia en una guerra en la que no se nos ha perdido absolutamente nada. ¿Donde están aquellos que gritaban “no a la guerra” cuando gobernaba Aznar?
Y por último, el 2009 ha sido el año del cambio en Euskadi. Patxi López se ha convertido en el primer lehendakari socialista, apoyándose en un pacto con el Partido Popular y aprovechando la ilegalización de una opción política, que no ha sabido sacudirse el yugo del inmovilismo de ETA. Pero el tan cacareado cambio solamente se ha materializado (hasta la fecha) más en cuestiones simbólicas que en verdaderas reformas, que es lo que la mayoría de la sociedad demanda. López ha apostado por ser el lehendakari de una parte de los vascos, de esa parte que no se sentía cómoda con Ibarretxe. Esta apuesta por la “revancha simbólica” no aporta nada positivo a una sociedad como la vasca e hipoteca seriamente una nueva legislatura socialista, aunque aún queda mucho tiempo y todo puede cambiar en esta etapa, sobre todo, si ETA por fin decide abandonar su estéril lucha armada, que solamente trae odio y dolor a nuestra sociedad.
Por último, me gustaría recordar a todas las víctimas de la violencia, a todos los que han acabado en prisión por defender sus ideas, a los represaliados y a sus familiares y amigos, a los que han sufrido torturas o los que han muerto de hambre en nuestro planeta. En definitiva, a todos los que han visto pisoteados sus derechos, esos derechos humanos que tan poco se respetan en muchos países. Ojalá el 2010 sea un año de avances en el respeto de estos derechos que todos deberíamos defender.

About José Luis Salgado Airas

Mi nombre es José Luis Salgado y vivo en Vitoria-Gasteiz. Soy periodista y trabajo en comunicación online como freelance.
This entry was posted in cambio climático, derechos humanos, España, Europa, Euskadi/País Vasco/Euskalherria, General, mundo and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

10 Responses to Ahora, a por 2010

  1. Pingback: Jose Luis Salgado

  2. Pingback: Javier Robles

  3. faidit says:

    Lee y comenta: Ahora, a por 2010 http://bit.ly/5NoShr

    This comment was originally posted on Twitter

  4. javierrobles says:

    Un buen resumen del 2009 RT: @faidit: Lee y comenta: Ahora, a por 2010 http://bit.ly/5NoShr

    This comment was originally posted on Twitter

  5. Pingback: Tweets that mention Ahora, a por 2010 | Mi patria en mis zapatos -- Topsy.com

  6. Pingback: Blogosfera Gorria

  7. BlogsGorriak says:

    Ahora, a por 2010: Hoy por fin termina este 2009, un año que ha sido duro, tanto en lo profesional como en lo p.. http://bit.ly/6ISHzA

    This comment was originally posted on Twitter

  8. Feliz 2010. Espero sea un buen año y si no puede ser, que sea solamente la mitad de malo que este, que ha sido un desastre.
    Buena noche y disfruten de la fiesta, que al dia siguiente empieza la realidad.

  9. Dean says:

    Mis mejores deseos para ti en el año que comienza.

  10. José Luis Salgado Airas says:

    Gracias a ambos y Feliz Año Nuevo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *