Esta CAV es una ruina

Así de claro. Nuestra caja común ”está a cero”. Así lo admitía ayer Carlos Aguirre, el Consejero de Hacienda del Gobierno de Patxi López, que culpaba, como no, al “pastelón” que les había dejado el anterior ejecutivo del PNV. Como es lógico, estos últimos culpan de nuestra miseria a la mala gestión del ejecutivo actual.
Sea como fuere, el Gobierno Vasco va a tener que solicitar un nuevo crédito de 600 millones de euros. Y esto solamente es un crédito puente para poder pagar las nóminas de los funcionarios, ya que la intención de Lakua es endeudarse por valor de 1900 millones de euros en cuanto lo apruebe el Consejo de Ministros en Madrid. Según DEIA, ya se habían solicitado anteriormente 886 millones de euros, que nos suponen a los vascos intereses por valor de 21 millones de euros.
¿Qué es lo que percibe el ciudadano? Que la gestión de los fondos públicos ha sido pésima, tanto durante el mandato de Ibarretxe, que negó la gravedad de la crisis hasta el último momento, como del ejecutivo López, que no ha sabido utilizar nuestro dinero para financiar políticas efectivas para sacarnos del pozo de la recesión. Y ahora, tenemos los bolsillos vacíos y hay que pedir dinero a los bancos. Y de nuestros impuestos habrá que pagar una ingente cantidad de dinero en calidad de intereses. Como en los mejores casinos: la banca siempre gana.
Lo más curioso de este tema es que, con la que está cayendo, se vayan a destinar alegremente fondos públicos a financiar el campo de fútbol de un club privado de fútbol profesional. El que haya un cierto uso público (un supuesto polideportivo abierto al público) no justifica en absoluto que el Gobierno Vasco ponga un dinero que es necesario, es más, vital para otras cuestiones muchísimo más apremiantes. Que el fútbol atrae gente e ingresos a una ciudad es evidente y por eso me parece lógico que el Ayuntamiento o la Diputación inviertan en este tipo de infraestructuras. Pero no le corresponde al Gobierno Vasco hacer este tipo de inversiones. El ejecutivo vasco tiene que pensar en global, en infraestructuras que beneficien a todos los vascos, no solamente a unos pocos.
Y a raíz de este y otros temas, hemos asistido con cierta perplejidad a un debate sobre la capitalidad de esta Comunidad, debate estéril y bastante absurdo, que comenzó con unas insultantes declaraciones del alcalde bilbaíno en la televisión pública vasca hacia su colega gasteiztarra. Al final, la polémica se ha extendido a los alcaldes de las tres capitales vascas, que ya están inmersos en campaña electoral para las municipales de 2011.
Recurrir al populismo localista es una pésima idea a la que no ha podido resistirse el alcalde de Bilbao, haciéndole la cama a sus compañeros de partido en los demás Territorios Históricos. Eso retrata al personaje y lo pone a la altura de clásicos como Boris Yeltsin o Hugo Chávez, políticos que se sitúan a si mismos por encima del bien y del mal. Lo triste es que representa a un partido que dice construir país, pero que consiente que nuestra Comunidad se haya convertido en tres reinos de taifas. No creo que este tipo de actitudes beneficien a nadie, ni a unos frente a otros ni al conjunto de la ciudadanía vasca, que no se merece este tipo de políticos.

Foto: Gobierno Vasco Irekia

About José Luis Salgado Airas

Mi nombre es José Luis Salgado y vivo en Vitoria-Gasteiz. Soy periodista y trabajo en comunicación online como freelance.
This entry was posted in General and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

6 Responses to Esta CAV es una ruina

  1. Pingback: Jose Luis Salgado

  2. Pingback: Blogosfera Gorria

  3. arabarra says:

    Cuando se llega a la presidencia de una empresa o de un gobierno, se suele recibir dos cartas del anterior presidente, que solo hay que abrir cuando se tenga graves problemas y no se sepa que hacer. Nunca antes. El primero afirma que hay que echar las culpas de todos los males al anterior ejecutivo. El cual ya ha sido abierto. El segundo: “escribe dos cartas”.

  4. Luego estamos los que no nos creemos que esto sea, ni haya sido nunca en la Historia, ni se pretende en la práctica que sea un “país”. Lo de San Mamés bastaría para que le retirase el voto en las próximas autonómicas al PSE, si no fuera porque detesto políticamente al PNV y porque EB es y ha sido más nacionalista que el propio PNV.

  5. maketo says:

    Una puta ruina. Financiar júrbol, reducir impuestos y repartir dádivas a la patronal y a la banca. Da igual si fue culpa del PNV o del PP$O€. Chorizos que nos llevan a la puta ruina a los trabajadores. Eso sí, luego “estoloarreglamosentretodos”. Mecagoendiós.

  6. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *