Sangre en el metro de Moscú

Hoy el horror del terrorismo se ha hecho patente en el metro de Moscú. Dos mujeres suicidas, probablemente chechenas, han detonado sendas bombas en el suburbano moscovita segando la vida a 38 personas. Como sucedió en los atentados de Madrid del 11 de Marzo de 2004, las víctimas son humildes trabajadores que se dirigían a sus puestos de trabajo. Este es uno más de una serie de ataques que los islamistas del Caúcaso del Norte están llevando a cabo en el corazón de Rusia.
La lucha de los chechenos contra la dominación rusa de su territorio es larga y plagada de sangre. Desde el siglo XVIII, los rusos han impuesto su ley en toda esta zona del Caúcaso Norte, en un primer momento por motivos estratégicos frente al Imperio Otomano y ya en el siglo XX por intereses petrolíferos: los oleoductos y gaseoductos que atraviesan la zona del Caúcaso Norte tienen un gran valor estratégico.
Tras el colapso de la Unión Soviética, la zona se convirtió en un avispero en el que proliferó la corrupción y el crimen organizado: surgieron así señores de la guerra que controlaban su territorio al margen de fronteras establecidas. Finalmente, el Kremlin aplastó todo este entramado y lo hizo a sangre y fuego. El resultado: 150.000 muertos en el período comprendido entre 1994 y 2003.
Y la violencia continúa. Una violencia inútil y absurda como todas. Hoy hay que sumar 38 víctimas más a ese rosario que no parece que vaya a terminar en un futuro cercano. Los objetivos políticos no se consiguen a través de las armas. Lo realmente efectivo para acabar con este tipo de conflictos tan enconados es el respeto de los Derechos Humanos, el reconocimiento del adversario y el diálogo. Que la violencia no va a solucionar nada no es ningún secreto para nadie con un mínimo de sentido común. Y aún así, los muertos se acumulan. Habrá que ver como responde el gobierno ruso ante este atentado, pero visto el concepto que Putin y Medvédev tienen de la democracia, me temo que será con más mano dura.

Foto: centralasian (Flickr)

About José Luis Salgado Airas

Mi nombre es José Luis Salgado y vivo en Vitoria-Gasteiz. Soy periodista y trabajo en comunicación online como freelance.
This entry was posted in derechos humanos, Europa, General, mundo and tagged , , , . Bookmark the permalink.

6 Responses to Sangre en el metro de Moscú

  1. Pingback: Jose Luis Salgado

  2. Pingback: Saioa Castañeda Díaz

  3. Pingback: Blogosfera Gorria

  4. Pingback: svetlana

  5. Pingback: Tweets that mention Sangre en el metro de Moscú | Mi patria en mis zapatos -- Topsy.com

  6. ceronegativo says:

    Otra jornada tan negra como inútil, y a seguir alimentando la espiral de odio y violencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *