Otro desastre ecológico que pagamos todos

La explosión el pasado día 22 una plataforma petrolífera de nombre evocador, Deepwater Horizon, y propiedad de la petrolera British Petroleum está causando el vertido del equivalente a 5000 barriles de petroleo diarios a las aguas del Golfo de México. Hoy mismo han llegado las primeras oleadas del vertido a los islotes del delta de Mississippi, en el estado de Louisiana y que amenazan seriamente con cubrir de crudo las costas de Texas, Alabama y Florida. Este desastre tiene visos de convertirse en la peor tragedia ecológica de la historia de la humanidad, superando a la del Exxon Valdez.
La tragedia para el rico ecosistema del Golfo de México, ya de por si amenazado por otros factores, es ya irreparable. Tanto las autoridades estadounidenses como los técnicos de la empresa BP, están aún trabajando en idear la compleja operación que permita evitar que se viertan millones de litros de crudo diarios al mar. Es difícil imaginar como va a afectar este inmenso vertido a la economía de los habitantes de la zona en los próximos años e incluso décadas. Evidentemente, morirán millones de plantas y animales y el ecosistema se verá gravemente afectado por mucho tiempo.
Los accidentes siempre son inevitables. Eso es indiscutible. Pero lo que si es discutible es el modelo de desarrollo que permite que sucedan estas grandes tragedias ecológicas. Seguimos dependiendo del petroleo hasta límites que hacen que las compañías petrolíferas tengan más poder que los propios gobiernos. Y eso hace que no tengan ningún problema para realizar explotaciones allá donde deseen y en las condiciones que ellas marquen. Así permitimos que se fuercen los límites de seguridad aplicables para evitar accidentes de este tipo.
Hemos convertido nuestros océanos en vertederos. Unos océanos que necesitamos para vivir, que aún tienen muchos secretos por descubrir, pero que destruimos en aras del capitalismo y del progreso. Por mucho que nos avisen de los desastres que nos va a suponer el cambio climático, a pesar de que la razón nos diga claramente que no podemos seguir forzando la máquina, hacemos oídos sordos, cerramos los ojos y nos los lanzamos hacia adelante, con la confianza de que algún milagro al estilo Hollywood nos salvará en última instancia. No va a ser así. O lo hacemos nosotros o no lo hará nadie.

Fotos: uscgd8  (Flickr)

About José Luis Salgado Airas

Mi nombre es José Luis Salgado y vivo en Vitoria-Gasteiz. Soy periodista y trabajo en comunicación online como freelance.
This entry was posted in cambio climático, General, mundo and tagged , , , . Bookmark the permalink.

3 Responses to Otro desastre ecológico que pagamos todos

  1. Pingback: Jose Luis Salgado

  2. Pingback: Blogosfera Gorria

  3. Pingback: Tweets that mention Otro desastre ecológico que pagamos todos | Mi patria en mis zapatos -- Topsy.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *