El cambiazo al Estatut

Ayer se dio a conocer por fin la sentencia sobre el Estatut de Catalunya desde el Tribunal Constitucional. El alto tribunal cercena y corrige el texto que se aprobó en el Parlament catalán, se ratificó en el Congreso de los Diputados y fue avalado por la ciudadanía a través de un referéndum. Tras un bochornoso espectáculo que ha durado varios años, el Tribunal ha declarado anticonstitucionales 14 artículos del Estatuto y va a reinterpretar otros 23 de los 129 que habían sido recurridos por el Partido Popular.
Mientras los partidos catalanes reaccionan en contra de esta sentencia, los partidos mayoritarios del nacionalismo español se congratulan por el dictamen de los magistrados que ellos mismos designan a dedo. Mientras que el PSOE en el Gobierno valoraba positivamente una sentencia que avalaba la mayoría del Estatut, el PP en la oposición se felicitaba por haber actuado como garante de la exclusividad de España como nación y de su “indisoluble unidad”.
Lo que, en definitiva, demuestra esta sentencia es que la Constitución de 1978 es una constitución-trampa para los nacionalismos que desde el Estado gustan en llamar periféricos. La práctica imposibilidad de reformar una ley fundamental que debería estar al servicio de la sociedad y de los ciudadanos la consagra como el rompeolas donde muere cualquier intento de encontrar vías comunes entre España y las realidades nacionales que encierra en su seno.
Hoy muchos expertos juristas interpretan, razonan y justifican la sentencia basándose en el presente ordenamiento jurídico. Pero una Constitución que consagra el inmovilismo es un lastre, no solamente para Catalunya o Euskadi, sino para el conjunto de la ciudadanía española. Las leyes tienen que adaptarse a los cambios sociales, no ser un intento de fijar en el tiempo un estatus concreto ad eternum. Como muy bien expone Albert Medrán, @medri, en su blog, esta sentencia supone un duro golpe a los que nos consideramos federalistas, cerrando una vía de entendimiento amistoso y cooperativo entre las realidades nacionales que HOY integran el estado español.

Foto: Invisgoth (Wikimedia Commons)

[iframehttp://www.tagzania.com/paste/pt/tribunal-constitucional/?n=25&cm=1&ct=1&cs=1  700 130]

About José Luis Salgado Airas

Mi nombre es José Luis Salgado y vivo en Vitoria-Gasteiz. Soy periodista y trabajo en comunicación online como freelance.
This entry was posted in Democracia, España, General and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to El cambiazo al Estatut

  1. Pingback: Jose Luis Salgado

  2. Pingback: Blogosfera Gorria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *