El pacto energético y la factura de la luz

A los que nos cuesta llegar a fin de mes, Julio nos parecía una seria amenaza para nuestro modesto nivel de vida: entre la subida del IVA y la de la energía, se veía venir un serio bajón en el poder adquisitivo para los sueldos más modestos, otro tijeretazo a las economías familiares en aras del mantenimiento de los privilegios de “los mercados”, esas entelequias que nos gobiernan por encima de los partidos políticos a los que si podemos votar.
Pues bien, parece que la prometida subida del 4% en la factura eléctrica no se va a producir, al menos de momento. El Gobierno y la oposición (bueno, el Partido Popular) han llegado a un acuerdo para posponer el reajuste del coste de la energía. En realidad, aunque se nos ha vendido este acuerdo como una congelación,la luz si va a subir debido a la subida del IVA. Según la asociación de consumidores FACUA, las últimas revisiones del Gobierno han encarecido la factura eléctrica un 26% en los últimos treinta meses. La noticia ha provocado que las eléctricas caigan en bolsa, ya que asumen que se van a producir “pérdidas” millonarias para el sector.
El truco seguramente está, como siempre, en la letra pequeña de un pacto que nos venden como beneficioso para los ciudadanos y para la competitividad de las empresas. En primer lugar, la pretendida congelación de la subida no es más que un aplazamiento: la subida se producirá posiblemente a fin de este año. Pero además, en el pacto se incluye una revisión de nuestro modelo energético, lo que en la práctica afecta a:

  • las negociaciones con el sector de las energías renovables. Se pone en suspenso los preacuerdos con la industria de las energías renovables e incluso puede poner en peligro, y con carácter retroactivo, las subvenciones que estas industrias han recibido en los últimos años.
  • una más que probable revisión de la postura del gobierno respecto a la energía nuclear. Se ha comentado que el pacto incluye un acuerdo sobre la ubicación del cementerio nuclear centralizado (ATC) y la revisión de la decisión de cerrar la obsoleta central nuclear de Garoña.

Lo que no incluye el Pacto ni se va a tratar en ningún foro es una apuesta por un consumo racional y sostenible de la energía. Ya no es simplemente una razón económica, sino ecológica. Vivimos en una sociedad en la que TODOS derrochamos energía, sin pensar en como nos afecta esto más allá de nuestro bolsillo. El lobby nuclear, con el apoyo incondicional del PP, quiere reabrir un debate que nos lleve a imitar el modelo francés, con una apuesta por la construcción de nuevas centrales nucleares y no quieren saber nada de las energías renovables, que no son suficientes (al menos hoy en día) para sostener un sistema derrochador.

Foto: batega (Flickr)

[iframe http://www.tagzania.com/paste/pt/palacio-de-la-moncloa-1/?n=25&cm=1&ct=1&cs=1 700 130]

About José Luis Salgado Airas

Mi nombre es José Luis Salgado y vivo en Vitoria-Gasteiz. Soy periodista y trabajo en comunicación online como freelance.
This entry was posted in cambio climático, Crisis, España, General and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to El pacto energético y la factura de la luz

  1. Pingback: Jose Luis Salgado

  2. Pingback: Blogosfera Gorria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *