Ha llegado el momento de dejar Afganistán

A nadie le cabe ya la menor duda de que la situación en Afganistán se ha ido deteriorando con el paso del tiempo. Desde la invasión en 2001 por parte de la coalición internacional liderada por los Estados Unidos que derribó el régimen de los talibanes, la guerra contra el llamado terrorismo internacional no ha progresado significativamente y ninguno de los objetivos iniciales se ha cumplido. El entonces presidente Bush se embarcó en otra guerra sin sentido al invadir Irak en 2003, lo que restó significativamente recursos y tropas que podrían haber sido decisivas en Afganistán.
Ya no cabe la menor duda de que Afganistán se ha convertido en el Vietnam del siglo XXI, una guerra que es imposible ganar. Los talibanes ya no están en Kabul, pero controlan una parte significativa del territorio afgano, cuentan con apoyos externos y una economía saneada gracias al control del cultivo de la adormidera que llega en forma de heroína a nuestras propias calles. Además, cuentan con un gran apoyo de la población civil, más hartos de ocupaciones extranjeras que de la interpretación de la ley islámica que imponen los talibanes en el territorio que controlan.
Por el contrario, la guerra de Afganistán es cada vez más impopular entre la opinión pública occidental. Ya nadie se traga aquello de los motivos humanitarios ni de la necesidad de acabar con las bases de los terroristas radicales islámicos. Las bajas occidentales han sido demasiadas para los objetivos que se han alcanzado. La ocupación solamente ha servido para instalar en Kabul un gobierno títere, que se ha caracterizado sobre todo por la corrupción. Las últimas revelaciones de documentos secretos por parte de Wikileaks ha puesto al descubierto lo que muchos ya sospechábamos: el doble juego de Pakistán, el empleo rutinario de la tortura por parte de las tropas occidentales, etc.
Países como Holanda ya han empezado a retirar sus tropas e incluso en los Estados Unidos se habla ya abiertamente de abandonar una guerra que no pueden ganar. El gobierno español continua apoyando la política del presidente Obama y está decidido a mantener unas un despliegue de tropas que cuesta muchísimo dinero a un país que está inmerso en una profunda crisis económica y que ha optado por recortar el gasto público en muchas materias. Y este no se ha convertido en un tema controvertido porqué el Partido Popular está también de acuerdo en mantener el apoyo incondicional a Estados Unidos en este tema. Pero ya es hora de que se deje de justificar lo injustificable: las tropas deben regresar. La opinión pública debería clamar por la retirada como lo hizo cuando se enviaron tropas a Irak. Y ya no vale justificar la ocupación con las resoluciones de la ONU. Cuando una guerra no va a causar más que nuevas bajas, dolor y sufrimiento en las familias de los soldados, es hora de decir basta y volver a casa con la cabeza alta.

Foto: Isafmedia (Flickr)

[iframe http://www.tagzania.com/paste/pt/afganistan-1/?n=25&cm=1&ct=1&cs=1 700 130]

About José Luis Salgado Airas

Mi nombre es José Luis Salgado y vivo en Vitoria-Gasteiz. Soy periodista y trabajo en comunicación online como freelance.
This entry was posted in derechos humanos, España, General, mundo and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

8 Responses to Ha llegado el momento de dejar Afganistán

  1. Pingback: Jose Luis Salgado

  2. Pingback: Jose Luis Salgado

  3. Pingback: Blogosfera Gorria

  4. O principal problema é que, já que invadiram, tem a responsabilidade de pacificar o país. O Iraque não está pacificado. É temeroso sair e deixar a anarquia dominar. Seria cometer um erro sobre outro erro.

  5. Pero es imposible que lleguen a pacificarlo por las armas. La única salida sería firmar un acuerdo con los talibanes, algo que sería desastroso para la diplomacia estadounidense, más aún que una retirada, dejando la responsabilidad al gobierno del presidente Karzai. Eso si, Karzai contaría con apoyo logístico y económico estadounidense, pero tarde o temprano, acabaría cayendo frente a los talibanes.
    Gracias por el comentario 😉

  6. Pingback: Tweets that mention Ha llegado el momento de dejar Afganistán | Mi patria en mis zapatos -- Topsy.com

  7. Pacificar pelas armas é um erro, mas retirar todas as armas também. Entregar o Afeganistão ou o Iraque como estão é perigoso. O afeganistão é governado por um corrupto cercado por gente pior. E os EUA lavam as mãos. Iraque é o mesmo, mas está mais seguro.

    Os EUA precisam corrigir seus erros, não pelas armas, mas agindo de alguma forma – aí é com eles saber como – e não abandonando depois de serem responsáveis pelo desastre.

  8. Pingback: Otra década negra para Afganistán | Mi patria en mis zapatos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *