Indignación y estupor

Pasado ya el primer momento de estupor causado por las gravísimas acusaciones que realizó Xabier Agirre el pasado jueves en la sesión de investidura del nuevo Diputado General de Araba/Álava, la sorpresa ha dado paso a la indignación y a la vergüenza, propia y ajena, tras la confirmación realizada por Kontxi Bilbao de que realmente existió una “mesa B” en las negociaciones con el PNV, que se dedicó a solicitar prebendas y dinero a cambio de garantizar la investidura del candidato jeltzale.

Cuando Nerea Gálvez me ofreció participar en las listas a Juntas por Ezker Batua como independiente, me pareció una buena forma de hacer algo positivo, de poner mi granito de arena, de comprometerme en la lucha por unas ideas de igualdad y justicia social en un momento en que los mercados y sus títeres políticos nos han dejado ver su verdadero rostro, dejando a millones de personas sin empleo y al borde de la miseria.

Evidentemente, cuando me decidí a dar este paso, conocía la situación interna de división que se vivía en Ezker Batua. Los resultados electorales fueron malos para la mayoría de las candidaturas, pero en Araba/Álava, Ezker Batua tenía la oportunidad de decidir el sentido del Gobierno Foral para los próximos 4 años. En definitiva, EB tenía la oportunidad única de reivindicarse como una fuerza seria, de izquierdas y comprometida con sus electores, una oportunidad que no se ha sabido aprovechar.

Es cierto que la elección no era fácil, ya que significaba optar por dos fuerzas de derechas, con programas totalmente opuestos a lo que defiende Ezker Batua. Además, la decisión de PSE y BIldu de apoyar a PP y PNV respectivamente y de optar, por tanto, por configurar los dos consabidos frentes nacionales, imposibilitaba un gobierno de izquierdas en Araba/Álava.

Aquí es donde algún listillo, todo un lumbreras de la política, decidió que había que aprovechar las negociaciones con el PNV para sacar tajada. Alguien debió pensar que se negociaba una alcaldía de una aldea perdida en la montaña y que esto nunca saldría a la luz. Aprovechando el momento de división interna, este o estos personajes montaron una mesa paralela para pedir sus juguetes favoritos a los Reyes Magos del PNV sin tener que esperar a la Navidad. Y, una vez más, pagamos en Araba/Álava por las ambiciones y miserias gestadas en otros territorios.

Dice Kontxi Bilbao que esta es una práctica habitual en este tipo de negociaciones. Lo demuestra el que Xabier Agirre no denunciase esta doble negociación hasta el pleno de investidura, es decir, hasta que ya vio como se le escapaba la poltrona. Fue entonces cuando, como un jabalí herido, arremetió contra Nerea y Mertxe argumentando aquello de “no a cualquier precio”. Puede que este mercadeo sea una práctica habitual para un partido que lleva décadas vendiendo sus votos al mejor postor en Madrid y ayudando a socialistas y populares a recortar los derechos de los ciudadanos y ciudadanas, tanto vascos como del resto del Estado, pero no debería serlo para una fuerza de izquierdas que reivindica una política limpia y trasparente.

A esas alturas de la película, solo puedo desear que toda la basura salga a flote, que sepamos quienes son los responsables de este desgraciado asunto y que se tomen las medidas necesarias para que algo así no vuelva a suceder. Lo que está claro es que muchas cosas deben cambiar en Ezker Batua para que vuelvan a contar con mi confianza y con la de los 6.258 alaveses que votaron la lista a Juntas Generales, una confianza que ha quedado por los suelos a pesar de la gente que ha trabajado de buena fe por sacar adelante un proyecto que ha quedado tocado de muerte por los intereses personales de quienes han decidido mercadear con los votos de los alaveses.

Foto slide: Agirregabiria (Flickr)

About José Luis Salgado Airas

Mi nombre es José Luis Salgado y vivo en Vitoria-Gasteiz. Soy periodista y trabajo en comunicación online como freelance.
This entry was posted in Alava/Araba, Democracia, General and tagged , , , . Bookmark the permalink.

22 Responses to Indignación y estupor

  1. Mikel GNZ says:

    Gran artículo.. La verdad que si, que da miedo la naturalidad con la que EB (o por lo menos Kontxi Bilbao) ha encajado el golpe declarándolo como “práctica habitual”.

  2. Luistxo says:

    Aunque EB ya no cuente con tu confianza, si por un casual una de las dos junteras o ambas dimiten (improbable caso, supongo), tengo entendido que tú accederías a JJGG, ¿no? No deberías renunciar a esa posibilidad. Siendo independiente, estoy seguro que serás más fiel a ese electorado. Creo que la coherencia de tu blog vale más que cualquier “disciplina de partido”.

  3. No, no, yo iba el 16 en las listas. Sería un milagro que yo accediese a ser procurador y la verdad es que no me apetecería demasiado después de lo que ha pasado. Lo primero que habría que hacer es limpiar la casa de una vez por todas. A ver como va trascurriendo la legislatura, que se prevee dura y complicada y condicionada por lo que pueda pasar en las Generales y en las autonómicas.

  4. Pingback: Rober Gutiérrez

  5. Antonio says:

    Estoy completamente de acuerdo con Jose Luis, primero limpiar la casa y ser un único partido con los mismos ideales y maneras, esa es a mi criterio la base para que la gente se sienta identificado comparta, llamemosle ideales, y apoye este partido. De nada vale denunciar, difundir las malas maneras cuando el partido que nos representa las utiliza. Que erótica tiene el poder y dinero!!! Que nos hace renunciar a las promesas y a representar a nuestros seguidores. Salud y república.

  6. Susana Valero says:

    Es increible como después de todo, los políticos nunca consiguen agotar mi capacidad de asombro pero siempre para mal.. saludos Jose Luis, un abrazo…

  7. Pingback: txipi

  8. Pingback: Merino

  9. Pingback: Jorge Escoin

  10. Karlos says:

    Pues yo creo que si esto realmente es la practica habitual (así parece), poco a poco se tapara el tema. Por el “interés” de todos. Difícil confiar en la política…

  11. Pingback: Mikel Iturria

  12. Pingback: alfredo retortillo

  13. Asela says:

    Buen artículo.
    Las acusaciones de Xabier Aguirre fueron terribles, pero la naturalidad con la que fueron aceptadas por Kontxi Bilbao, pone en evidencia lo que ya nos temíamos y que, ingenuamente, esperábamos que “aquí no ocurriera”.

    El acceso a cargos públicos de confianza, sin la previa aprobación de una oposición, ha generado en nuestra Democracia una nube tóxica de adjuntos, directivos, adjuntillos y otros, que al amparo del marco legal (LTH) compensa los intereses de los partidos políticos, propiciando un espacio de chalaneo resistente a cualquier transparencia.

    Es el modelo el que hay que cambiar, aunque ello resulte difícil, porque no hay quien se libre.

    Ánimo y un abrazo.

  14. Pingback: pablo solano

  15. Pingback: txarli

  16. pablo says:

    Jose Luis, te conozco poco, pero de tus claras palabras se desprende una honestidad que más le valdría a los políticos “profesionales”

  17. Pingback: Dani Reguera

  18. robertoC says:

    Totalmente de acuerdo: transparencia y expulsiones. Me parece bien lo que ha propuesto Mikel de hacer una investigación. EB no actúa así, sino solo personas que no debían haber llevado esas propuestas en nombre de EB. Expulsiones y a recuperar la confianza.

  19. Pingback: asier etxebeste

  20. Eneko says:

    La verdad es que tiene mérito escribir el post que has escrito después de lo que ha pasado, supongo que no es fácil.
    Sin embargo, me sorprende que se mencione en tu post que es normal el cambio de votos por puestos de trabajo, dinero y créditos bancarios. No tenía esa impresión, lo desconocía.

    Señalas que Kontxi Bilbao dice que es práctica habitual: si en Ezker Batua se ha hecho así anteriormente en negociaciones con PNV, PSOE, PP o con cualquier otro partido, creo que debería solicitarse que se hagan públicos. Y si se tienen datos de que otros partidos lo han hecho, lo mismo: que salgan a la luz con los datos que se tengan.

    Personalmente no creo que los votos de BILDU a favor de Agirre (PNV) o los del PSE a favor de Javier de Andrés (PP) tuvieran contraprestaciones de ese tipo. Otra cosa pueden ser acuerdos para el desarrollo de determinadas políticas que estas impulsando (reformas fiscales, euskara, empleo, vivienda, …).

    Quiero pensar que Kontxi Bilbao está equivocada y que éste caso de Ezker Batua en las JJGG de Araba se trata de una lamentable excepción y no la práctica habitual, y que como dices, debiera depurarse cuanto antes. Si hay más, que se sepa también.

    Ánimo!

  21. A mi también me sorprenden las palabras de Kontxi Bilbao y también quiero pensar que este tipo de mercadeos con puestos no es una práctica habitual. Es posible que se refiera a incorporación de gente de confianza cuando se negocian cargos en la Administración en casos de pacto de gobierno, algo que me parece muy distinto de lo que ahora ha salido a la luz. A ver si se acaba esclareciendo todo y se soluciona esta crisis de una forma racional. Que el que la haya liado, lo pague y que no empañe más el trabajo de mucha gente honrada (sin duda, la mayoría) que hay en Ezker Batua.
    Gracias por el apoyo y por el comentario.

  22. Pingback: Javi de Ríos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *