Fracking en Álava: ¿quién falsea los datos?

Después de leer el artículo sobre el gas natural descubierto en Álava publicado por Xabier Garmendia, Viceconsejero de Industria y Energía del Gobierno Vasco en la web del EVE, uno no sabe ya si reír o llorar, si sentirse decepcionado por los políticos que nos gobiernan o indignado porque a los ciudadanos nos traten como idiotas.

Y es que, ante los argumentos que presentamos los que exigimos que se aplique el principio de precaución en este tema, Garmendia nos presenta una serie de datos que afirma que queremos ocultar, como que ya se están explotando pozos en Polonia o que en Estados Unidos se están extrayendo millones de metros cúbicos de gas en diversos yacimientos. Jamás se han negado ni ocultado tales hechos.

En concreto nos pone el ejemplo del Barnett Shale de Texas, lugar donde el Lehendakari López realizó su famoso anuncio. Dice que se han perforado 15.000 pozos sin ningún problema. En realidad han sido más de 17.000 pozos, lo que de por si supone convertir esta zona del norte de Texas en un auténtico queso de Gruyere. Solamente hay que ver una fotografía aérea de la zona e imaginar este mismo panorama en la llanada alavesa. Estremecedor.

Imagen aérea de los pozos de shale gas en Arlington, Texas (Barnett Shale)

Cada punto blanco que se aprecia en la fotografía, es un pozo de Shale gas.

Si nos ponemos a calcular el consumo de agua que requieren esos 17.000 pozos, las cifras superan la capacidad de la calculadora. Por otra parte, Garmendia continúa hablando de aditivos, como si se tratase de añadir unas gotas de limón a la ensalada, al referirse al coctel químico que se inyecta en la mezcla necesaria para fracturar la roca. Un coctel del que no conocemos la fórmula exacta, pero del que si se sabe que incluye componentes que afectan directamente a la salud humana, independientemente de que la cantidad empleada sea pequeña en relación con la cantidad total de líquido utilizado.

También resulta paradójico que el Viceconsejero nos hable de que hay que explorar en primer lugar las posibilidades reales de explotación del gas pizarra en Álava, antes de que comience la explotación propiamente dicha. Parece lógico. Pero entonces, ¿por qué SHESA pretende perforar ya varios pozos dentro del permiso de exploración Gran Enara? ¿No sería lógico realizar una única perforación para comprobar la viabilidad y la inocuidad de la fractura hidráulica? ¿Los datos que se recojan en Subijana no valen para Mandojana o Zuazo de Kuartango? Si Garmendia está tan convencido de que las bondades del fracking se han demostrado de sobra en Estados Unidos, ¿a qué viene esta supuesta precaución?

Pero por otra parte, Garmendia afirma que “no hay dos yacimientos iguales en cuanto al comportamiento y respuesta de estos pozos a las técnicas de estimulación necesarias”. ¿Significa esto que la etapa de exploración va a suponer la apertura de multitud de pozos antes de que se inicie la explotación real del gas pizarra? Hay que recordar que la única diferencia entre exploración y explotación es el destino del gas, que será quemado en una chimenea en lugar de comercializarlo. Pero los métodos para la exploración y para la explotación, y por tanto sus riesgos, son exactamente los mismos.

Otro dato que sorprende en el artículo de Xabier Garmendia es la cantidad de gas estimada que se espera extraer del subsuelo alavés. El Viceconsejero habla de 185 BCM (billones de metros cúbicos), que serían 185.000.000.000.000 metros cúbicos. Sin embargo, otras estimaciones hablan de 182.000 millones, es decir, 185.000.000.000 metros cúbicos. Vamos, que Garmendia confunde los billones americanos con los europeos, esperemos que no intencionadamente.

En definitiva, que parece clara la estrategia del ejecutivo vasco para desacreditar las críticas al proyecto de explotación de gas pizarra en Álava. Todos los informes realizados por expertos (como los del Tyndall Center o el Parlamento Europeo), todos los testimonios publicados sobre las consecuencias que el fracking ha causado en Estados Unidos, la película Gasland, el informe previo de la EPA, etc. son simples cortinas de humo, “literatura de Internet”, el fruto de una conspiración mundial en contra del progreso.

Por eso Garmendia habla de que el principio de precaución según lo entendemos algunos impide la innovación, “ya que por principio el impacto de lo nuevo es desconocido”. Pero es que el fracking no es algo desconocido. Ese es el importante matiz que Garmendia prefiere obviar. Y querer vender esta “exploración” como una decisión tomada “desde la prudencia ambiental” para asegurar “un futuro mejor, más sostenible y por lo tanto más despejado y viable” para la ciudadanía vasca es, sencillamente, una tomadura de pelo a esa misma ciudadanía.

About José Luis Salgado Airas

Mi nombre es José Luis Salgado y vivo en Vitoria-Gasteiz. Soy periodista y trabajo en comunicación online como freelance.
This entry was posted in Alava/Araba, Medio Ambiente and tagged , , , . Bookmark the permalink.

13 Responses to Fracking en Álava: ¿quién falsea los datos?

  1. Pingback: josu fernandez

  2. Pingback: • Azael •

  3. Pingback: Javier L. Luzuriaga

  4. Pingback: Aitor Urresti

  5. Pingback: Equo Bizkaia

  6. Pingback: Gorka Castrillo

  7. Mugalari says:

    Genial tu artículo! sólo una pequeña puntualización: que el permiso y el tipo de pozo sea de exploración no quiere decir necesariamente que el gas se tenga que quemar en chimenea. se puede igualmente inyectar en el gasoducto y vender a la compañía de gas, como ya se hizo con el pozo Armentia-1 durante más de dos años…

  8. Gracias Mugalari. Había entendido que el gas se quemaría ya que en la resolución publicada en el BOE sobre el impacto ambiental en el caso del pozo Enara-4 indica: “Tanto el gas que pueda producirse durante la fase de perforación, como aquel otro que se produjera si se realizaran pruebas de producción inmediatamente a continuación de la perforación, serán quemados en antorcha, tomándose todas las medidas de seguridad para su correcta combustión.”
    http://www.boe.es/boe/dias/2011/12/08/pdfs/BOE-A-2011-19284.pdf

  9. Pingback: JAVI CARRO

  10. Pingback: assar

  11. Pingback: Jon Ruiz de Infante

  12. Pingback: Beste bat ta beste bat… | autopista no por Badaiatik autopistarik ez

  13. Pingback: Andrés Román

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *