Carta a los compañeros del 3 de Marzo desde el 2012

Placa a los asesinados el 3 de Marzo de 1976 en Zaramaga (Vitoria-Gasteiz)

¡Queridos compañeros!

A pesar del tiempo transcurrido y de los interesados en olvidar ciertas partes de nuestra historia, un año más ha llegado este tres de marzo en el que muchos ciudadanos de Vitoria-Gasteiz vuelven su vista atrás para recordar el horror que se vivió ese día en las calles de Zaramaga.

Las cosas han cambiado mucho desde que nos dejasteis: ahora somos una capital europea, una capital verde, aunque las desigualdades que queríais enmendar continúan y se están incrementando de nuevo a un ritmo alarmante. Los que crearon una burbuja económica basada en la especulación son los que se están beneficiando de nuevo con su estallido. Ahora, mucha gente se está quedando en calle, mientras ellos exhiben impúdicamente sus riquezas conseguidas gracias a llevar a la miseria a una gran parte de las capas más desfavorecidas de nuestra sociedad.

La contestación está creciendo poco a poco, pero aún está lejos de los niveles que vosotros alcanzasteis en aquellos años 70, tan duros para todos los que anhelaban un cambio definitivo a lo que habían conocido durante toda su vida. Necesitamos que esa fuerza llegue a nuestra generación para que podamos imponer de una vez por todas la justicia social que tanto necesitamos.

Como veis, el tiempo no ha pasado en vano para nadie. Ni siquiera para aquel que ordenó vuestro asesinato, aunque ha sido homenajeado como un héroe nacional por parte de el sector de la sociedad que añora ese pasado dictatorial contra el que luchasteis dejando vuestra vida en el camino. Pero se cumple aquello de que la muerte iguala a señor y a campesino, y a él le ha llegado también su hora.

Aquella Vitoria que conocisteis ya prácticamente no existe. Pero la ciudad avanza con paso firme y crece con nuevos barrios a pesar de las dificultades. Pero la riqueza que este proceso de crecimiento debería traer consigo, no llega a todos los vitorianos. Los recortes en cultura, en deporte, en derechos sociales y laborales están convirtiendo esta sociedad en una cárcel llena de bonitos y deseables objetos de consumo, una trampa de la que tenemos que salir antes de que sea demasiado tarde.

Pero la vida sigue y también hay mejoras que no creeríais. Vuestros hijos son ya padres y abuelos y seguro que les cuentan a sus nietos aquella negra historia donde su abuelo fue protagonista y entregó su vida para que la suya fuese un poco mejor.

Con este pensamiento positivo, me despido hasta el año que viene, en el que de nuevo se os rendirá un merecido homenaje, tal y como lo hacemos cada año desde aquel fatídico 1976.

About José Luis Salgado Airas

Mi nombre es José Luis Salgado y vivo en Vitoria-Gasteiz. Soy periodista y trabajo en comunicación online como freelance.
This entry was posted in Crisis, Democracia, derechos humanos, Vitoria-Gasteiz and tagged , , , . Bookmark the permalink.

3 Responses to Carta a los compañeros del 3 de Marzo desde el 2012

  1. Pingback: Mikel Iturria

  2. Pingback: DiegoSzH

  3. Pingback: Mikel Uriguen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *