Xuban y El Corte Inglés

Ayer fue un día intenso, de echarse a la calle, de manifestar nuestro enfado por cómo se están gestionando las cosas desde el Gobierno, de reivindicar derechos que consiguieron nuestros padres y que ahora quieren eliminar de un plumazo. Ayer, junto a mis compañeros de EQUO, vivimos una jornada de lucha pacífica por nuestros derechos laborales y sociales.

Pero también se produjeron, desgraciadamente, diversos incidentes violentos de los que siempre me desmarcaré. Si no se puede convencer con la razón, menos se va a lograr con la violencia. Por eso me entristece que, una vez más, se produjesen estos actos violentos en nuestra ciudad.

Uno de los epicentros de los actos violentos fue, como siempre, el edificio de El Corte Inglés en la calle Paz. Y esta misma “batalla” se repite en muchas ciudades y en todas las huelgas. ¿Qué tiene El Corte Inglés que lo haga tan importante? ¿Por qué los piquetes han fijado su punto de mira en este establecimiento comercial? ¿Por qué las fuerzas de seguridad protegen este edificio como si fuese un punto neurálgico de la seguridad del Estado?

Pues bien, esta absurda fijación en torno al que es un establecimiento comercial más de cualquier ciudad le ha costado a Xuban Nafarrate y a su familia y amigos un susto de muerte. Xuban permanece a esta hora en la UCI del Hospital de Santiago después de recibir un pelotazo en pleno rostro, según han confirmado testigos presenciales, cuando intentaba huir de los agentes de la Ertzantza que custodiaban el dichoso establecimiento.

La noticia se fue extendiendo por la manifestación mediante el boca a boca, pero no fue hasta el mediodía, cuando la gente de EQUO compartía mesa y mantel sobre el cemento de la Virgen Blanca con la gente de Acampada Gasteiz cuando conocimos la identidad del chaval herido. Lo que había sido una comida alegre entre amigos, se convirtió en un mar de nervios. Las sonrisas desaparecieron e incluso aparecieron lágrimas en algunos rostros.

Acampada Gasteiz Huelga General 29M

Parece que Xuban saldrá de esta y seguro que continua con su vida de joven activista. Pero quizá esto le haga recapacitar sobre las consecuencias que acarrea el uso de la violencia, tanto por una parte como por otra. Es grave que los piquetes empleen la violencia, pero más grave es aún que quienes disponen de la “legitimidad” para ejercerla, lo hagan de forma desmesurada. También es grave que ofrezcan una versión distorsionada y exculpatoria, una versión que nos recuerda a tiempos pasados, la ley de fugas.

Lo importante hoy es que Xuban se recupere.

ANIMO XUBAN.

About José Luis Salgado Airas

Mi nombre es José Luis Salgado y vivo en Vitoria-Gasteiz. Soy periodista y trabajo en comunicación online como freelance.
This entry was posted in Democracia, derechos humanos, Euskadi/País Vasco/Euskalherria, Vitoria-Gasteiz and tagged , , . Bookmark the permalink.

17 Responses to Xuban y El Corte Inglés

  1. Pingback: josu fernandez

  2. Pingback: Eva García

  3. Pingback: DRY_Araba

  4. Pingback: DRY_Araba

  5. Pingback: Mikel Sz de Vicuña

  6. foo says:

    Dicen que todo lo que va antes de un pero no vale nada.

  7. Tania says:

    Hola,
    No estoy segura de cómo fueron los hechos que llevaron a Xuban a la UCI pero según he leído ocurrieron en Juan XXIII, una calle situada junto al instituto de Ekialde, no en el Corte Inglés, a pesar de estar bastante cercana.
    Tampoco sé que es lo que estaban haciendo Xuban y la gente que lo acompañaba, hay quien dice que estaban pegando pegatinas de la huelga y otros que estaban cruzando contenedores. Si estaban en Juan XXIII es un poco absurdo lo de los contenedores, esa calle no es muy transitada.
    No creo que Xuban necesite recapacitar sobre las consecuencias que trae el uso de la violencia, a pesar de sus 19 años de edad, siempre me ha parecido un chico bastante sensato y maduro para su edad.
    De todos modos, no me parece lógica la actuación de la Ertzaintza. Me parece irracional, desmesurada, fuera de lugar. Un acto de terrorismo más para asustarnos. Darle una paliza, disparar desde tan cerca un pelotazo, y después meterle panfletos o pegatinas o los dos en la boca dejando al pobre Xuban convulsionándose en el suelo??? Me parece demasiado grave si todo esto es cierto, y hay demasiadas versiones de que así sea.
    Fui una de las personas que estaban en esa comida que compartiste en la plaza, fui una de las que al conocer la noticia no pudo contener las lágrimas. No puedo ni imaginar por lo que Xuban ha pasado, pero se merece todo nuestro apoyo.
    http://www.gara.net/azkenak/03/331821/eu/Herido-grave-joven-19-anos-tras-recibir-pelotazo-cuatro-metros-distancia-Gasteiz

  8. Muchas gracias por el comentario Tania y por aportar algo más de luz para que sepamos que es lo que realmente sucedió ayer. No conozco a Xuban personalmente y no es mi intención personalizar en él la violencia de los piquetes. Solamente lo cito como excusa para reivindicar una respuesta pacífica a las agresiones, tanto físicas como las que sufren todos los perjudicados por el recorte en los derechos sociales.
    Por descontado, tenéis todo mi apoyo y solidaridad en un momento como este.

  9. Maite says:

    Es mucho presuponer que Xurban tenga algo sobre lo que recapacitar en torno a la violencia, como si el hubiese sido sujeto activo de la misma, y de hacerlo (recapacitar), imagino que lo hará en torno a la violencia de la que ha sido víctima.

    No se puede hacer apología de la “no violencia” como si eso te librara de sufrirla en propias carnes. Si es así, si nunca has sufrido violencia física en tus propias carnes, es que nunca has estado en primera línea. Escribir desde la barrera es muy sencillo. Lo difícil es hablar de “no violencia” cuando intentas ejercerla y sólo recibes violencia (no sólo fuerza) “legítima” del estado que luego se encarga de tildarte de terrorista, alborotadora o perteneciente a no sé qué minoría con la que tú mismo relacionas todo lo que se sale de tu lógica “no violenta”.

    José Luis, siento decírtelo (y puedo equivocarme, pero lo he visto ya en demasiada gente bienintencionada que acaba haciendo el juego a aquello que dice combatir), pero tienes un discurso de la “no violencia” a la medida del estado violento. Usas sus adjetivos, interpelas a la gente en sus términos, invitas a recapacitar y prejuzgas exactamente igual que ellos.
    La “no violencia” es un método legítimo, pero en los términos en los que la describes sólo está al servicio de quien más violencia (no sólo física) ejerce: el estado.

  10. Gracias por tu comentario Maite y, aunque respeto tu opinión, siento tener que desdecirte: me ha tocado sufrir y ver mucha violencia, demasiada y por eso creo que no es una opción válida en este momento. Repito que no pretendo mostrar a Xuban como una persona violenta, simplemente es una excusa (sangrante y dolorosa para todos) para reflexionar sobre el tema.
    La opción de protestar sin violencia también da frutos y eso es un hecho que la historia demuestra. Simplemente pienso que este es el camino adecuado, pero es mi opinión personal.
    Lo que no pretendo en ningún caso es amparar la violencia del Estado, no se cómo sacas esa conclusión.

  11. Txetxu says:

    Segun testigos presenciales el pelotazo se lo han pegado a 4m de distancia, y luego una brutal paliza, lo han dejado 15 minutos tendido en el suelo con espasmos y con una octavilla de la huelga metida en la boca. El omitir parte de la información es manipular, no hacer periodismo

  12. No es mi intención omitir información, simplemente desconocía las circunstancias concretas en las que se produjo la agresión. Ya he comentado que ayer la información se propagó de boca en boca y las versiones diferían unas de otras, obviando la versión de la Ertzantza que no se sostiene.

  13. asier says:

    La frase del último parrafo es realmente desagradable:” Pero quizá esto le haga recapacitar sobre las consecuencias que acarrea el uso de la violencia”. Es que sin entrar en valorar las diferentes versiones tú ya le presupones su participación. Me parece perfecto la defensa que haces de la no violencia pero utilizar a un joven que está en la UCI lo único que consigues es deslegitimar tu posición y fundamentalmente una profunda falta de respeto hacia Xuban.

  14. Siento que sea esa la conclusión que sacas al leer el post, pero desde luego no es ese el mensaje que quiero expresar. Con esa frase me refiero a la violencia ejercida por la Ertzantza, no a que fuese el propio Xuban el que estuviese ejerciéndola.

  15. Casandra says:

    Gracias, Jose Luis, por el post.

    Un abrazo

  16. Al redactor de este artículo, varias anotaciones, ya que desinformar es igual que mentir:

    1- Xuban Nafarrate no se encontraba en el Corte Inglés. Se encontraba en las inmediaciones del colegio Ekialde.

    2- No realizó ningún acto violento. Los propios profesores de los institutos por los que pasó repartiendo propaganda de la huelga han sido los que han alavado la correcta actitud y educación de Xuban.

    3- No recibió un pelotazo al tratar de huir. La calle del mencionado instituto fué cerrada por ambas entradas por la ertzaintza. Una vez se vieron rodeados empezaron a correr. Xuban intentó saltar una valla para escapar, pero una porra le tiró al suelo. Ya en el suelo recibió una paliza brutal, se le metió propaganda de la huelga en la boca, y se le disparó un pelotazo a la cabeza a menos de 4 metros. ¿El único que se disparó, y le dió en la cabeza?. Se le dejó convulsionando en el suelo, y la ambulancia tardó en aparecer 15 largos minutos.

    4- Hay muchisimos testigos de esta versión, que es la única, y ningún testigo ni prueba que apoye la desfachatez con la que han querido que nos traguemos las mentiras sobre lo que le han hecho a Xuban.

    5- No se si este blog tiene mucho que ver con Equo, pero flaco favor les haces mencionandoles entre tanta sarta de mentiras/desinformación.

    6- Si fuese un familiar/amigo tuyo, veríamos si la versión oficial y las divagaciones de los periódicos de este sistema te las creerías tan bien como te has creido las mentiras con respecto a Xuban.

    7- Xuban es una persona inteligente, valiente, y pacífico. Ha sido detenido en varias manifestaciones del 15M y de todas ellas ha salido absuelto.

    Por favor, corrige, o elimina este artículo, porque más que del Corte inglés o de Xuban, habla de lo poco que te has molestado en informarte y sacar tus propias conclusiones.

    Un saludo. Un indignado.

  17. Te voy a contestar por puntos, como lo haces tu, pero ante todo quiero decirte que este blog no es un periódico, no pretende informar (ni desinformar). Simplemente son reflexiones que comparto.
    1, 2, 3 y 4 – Sobre las circunstancias concretas de como acabó Xuban en el hospital, no tenía más noticias que los rumores que se oyeron en las manifestaciones en las que participé y un artículo de El Correo en el que se defendía la tesis de la Ertzantza. No es mi intención asegurar ni negar ninguna versión. Mi intención al escribir este post es denunciar la violencia en si, una violencia que en este caso ha pagado un chaval inocente. Si parece que soy culpable de no haberlo hecho de la forma correcta, ya que parece que no se ha entendido de la forma que yo pretendía.
    5 – Este blog lo escribe un miembro de EQUO, pero las opiniones son mías. Creo que EQUO ha dejado siempre bien claro que el pacifismo es uno de sus pilares básicos y no se puede juzgar a una formación por la opinión de un miembro, y menos aún, si no se ha entendido el mensaje que se quería transmitir.
    6 – Si fuese un familiar o amigo mío, pensaría exactamente lo mismo (ya he pasado por situaciones similares y con peores resultados).
    7 – Eso tengo entendido, nunca he pretendido mancillar el nombre de Xuban y si el piensa que lo he hecho, no tengo ningún problema en disculparme y rectificar lo que haya que rectificar.
    Y lo siento, pero en este blog no existe la censura, ni borro ni modifico un post que se escribió en un momento determinado con los datos de los que disponía, sin ningún animo de desinformar. De la misma manera, cualquier comentario que guarde unos mínimos de respeto, siempre se van a publicar, tanto si son críticas como halagos.
    Un saludo, otro indignado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *