Queda mucho por rescatar

Ministro Luis De GuindosDespués de tener que escuchar la interminable sarta de mentiras y manipulaciones de los sucesivos gobiernos que han pasado por Moncloa (“OTAN, de entrada no”, “España va bien”, “No se puede hablar de crisis”, “Ya comienzan a aparecer los brotes verdes”, “No se va a ayudar a la banca”, “España no es Grecia y no necesita rescate”), uno empieza a estar más que harto de que le tomen por bobo.

Lo del Sr. De Guindos ya es la gota que colma el vaso: estamos gobernados por una cuadrilla de impresentables, agrupados en lobbies que nos venden como partidos políticos y que reciben ordenes de los banqueros que les financian. Ahora se limitan a salvarles el culo, para que puedan seguir disfrutando de sus sueldos y pensiones estratosféricas.

¿Y como ciudadanos no tenemos nada que decir? ¿Nos basta con autodenominarnos indignados, llenar unas cuantas plazas y montar talleres-debate sobre temas variopintos, sin que las conclusiones sirvan para nada, salvo para criminalizar a estas personas que actuan con buena voluntad?

Hay que empezar a actuar, a recuperar nuestra soberanía, a arrinconar a los corruptos y los que les soportan y jalean, a cambiar un sistema que se ha demostrado que no vale. Hay que culminar una Transición fallida en un estado fallido.

¿Cómo?, me diréis. Con inteligencia colectiva. Con acciones que no esperen. Aprovechando el propio sistema para cambiarlo. La soberanía es nuestra y vamos a ejercerla. Vamos a retirar nuestro dinero de los bancos corruptos. Vamos a afiliarnos en masa a los partidos corruptos para cambiarlos de raíz. Vamos a pedir cuentas a los políticos, jueces y parlamentarios que no realicen su trabajo de acuerdo a las leyes. Vamos a estar encima de ellos, que sientan nuestro aliento en su nuca para que no se atrevan a desviarse del camino correcto.

Y eso se consigue con educación, con implicación, con voluntad, con idealismo, con sentido crítico. Basta ya de fans que justifiquen todas las barbaridades que comenten los partidos mayoritarios, queremos ciudadanos que se comprometan con la democracia y con los Derechos Humanos.

Si queremos legar una sociedad sana a nuestros hijos y nietos, este es el camino. De lo contrario, los poderes que ahora nos gobiernan conseguirán mantenernos en la oscuridad y la ignorancia, condenándonos a su progreso, un progreso que no tiene nada de brillante y nos hurtarán la posibilidad de disfrutar de una prosperidad que podemos y debemos alcanzar, ya que disponemos de los medios y de las capacidades necesarias para hacerlo.

Foto: World Economic Forum

About José Luis Salgado Airas

Mi nombre es José Luis Salgado y vivo en Vitoria-Gasteiz. Soy periodista y trabajo en comunicación online como freelance.
This entry was posted in derechos humanos, España, Participación ciudadana and tagged , , . Bookmark the permalink.

One Response to Queda mucho por rescatar

  1. Pingback: susana peivon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *