Una nueva Huelga General en Euskadi

Hoy hemos conocido que algunos sindicatos preparan una nueva convocatoria de huelga general para el próximo 30 de Mayo en el ámbito de la CAV y Navarra. La convocatoria pretende dar respuesta una vez más a las políticas de austeridad que está sufriendo la ciudadanía desde hace varios años y que no han logrado más que aumentar la pobreza y las desigualdades en el seno de nuestra sociedad.

Esta nueva convocatoria de Huelga General evidencia la nula capacidad de respuesta efectiva ante la grave situación que vivimos, así como un diagnóstico erróneo de las causas y consecuencias de las crisis (económica, financiera, energética y medioambiental) que condicionan nuestro día a día. Los sindicatos productivistas se empeñan en utilizar una herramienta que ya no es efectiva en una situación que, aunque se pueda parecer en sus consecuencias (desempleo, recortes,…) a otras crisis del pasado, es diferente porque lo que está en crisis es el propio modelo de crecimiento infinito en un mundo de recursos finitos.

Aunque es cierto que la ciudadanía no percibe la crisis como el fin del modelo económico que ha regido nuestra sociedad desde hace más de un siglo, la percepción de que la huelga general es poco menos que un brindis al sol está en la calle. Y más cuando no se trata de una convocatoria unitaria y que afecte a un ámbito en el que haya capacidad real para dar un giro a las políticas de austeridad impuestas por la troika.

Me da la sensación que el sindicalismo (en general) está pagando ahora por su actuación en los últimos 30 años. No pueden pedir ahora compromiso a aquellos sectores que han dejado a su suerte durante demasiado tiempo, como la gente que no tiene trabajo, quienes trabajan en condiciones precarias en pequeñas empresas sin representación sindical, a autónomos, pensionistas, etc.

Incluso muchas de aquellas personas que han contado con representación sindical por trabajar en grandes empresas o por ser funcionarias, desconfían ahora de la huelga como herramienta efectiva para cambiar una situación que, lejos de mejorar, está empeorando por momentos para un sector cada vez mayor de la ciudadanía, que ve como sus derechos van desapareciendo a velocidad de vértigo y que perciben el Estado del Bienestar como una algo del pasado.

Creo que es hora de que los sindicatos den un paso atrás para poder apreciar el panorama en su conjunto y de que saquen conclusiones serias sobre cómo afrontar un futuro que no va a depender del crecimiento de los indicadores económicos tradicionales. El “crecimiento sostenible” no existe en esta realidad y “recuperar la senda del crecimiento” se ha convertido en una frase hueca. Ahora se trata de repartir lo que nos va quedando y de evitar que cada vez más gente quede excluida de nuestra sociedad a base de recortes.

Foto: josebamartos (Flickr)

About José Luis Salgado Airas

Mi nombre es José Luis Salgado y vivo en Vitoria-Gasteiz. Soy periodista y trabajo en comunicación online como freelance.
This entry was posted in Crisis, Euskadi/País Vasco/Euskalherria and tagged , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *