Estrategia sin “fracking”

Stop_frackingHace unas semanas, la consejera Arantza Tapia anunciaba la renuncia del Gobierno Vasco al empleo de la técnica del “fracking” para la explotación de los supuestos yacimientos gasísticos en los permisos que gestiona la sociedad pública de hidrocarburos SHESA. Por lo visto, el ejecutivo vasco ha comprendido por fin justo ahora, a pocas semanas de las próximas elecciones autonómicas, que el “fracking” es una técnica que no ofrece garantías con el medio ambiente que tiene la obligación de conservar. Este anuncio se realizaba en la presentación de la Estrategia Energética de Euskadi 2020, la propuesta de modelo energético para nuestro país en los próximos años.

Parece que la súbita preocupación del ejecutivo vasco por el medio ambiente no guarda relación con la ley “antifracking” aprobada en el Parlamento Vasco con el voto en contra del PNV, pero con el apoyo de una gran mayoría social que impulsó una iniciativa legislativa popular que acabó convertida en ley, aunque a día de hoy esta ley se encuentre recurrida ante el Tribunal Constitucional y, por tanto, suspendida. Ni siquiera con que la burbuja del “fracking” se encuentre ya en pleno estallido en Estados Unidos, donde las consecuencias tanto para el medio ambiente como para la salud de las poblaciones afectadas se han demostrado tan abrumadoras como terribles. Si hay un ejemplo de aquello del “pan para hoy y hambre para mañana”, es el auge y caída del “fracking” en el país norteamericano.

De todas formas, a lo que no se renuncia es a usar técnicas convencionales para explotar esos supuestos yacimientos que, ya en los años 50 y 60 del siglo pasado, se habían explorado sin demasiado éxito. Algo hay que hacer para justificar la existencia de la  sociedad pública de hidrocarburos SHESA. A pesar de que la Tasa de Retorno Energético (la relación entre la cantidad de energía que hay que invertir para extraer un recurso y la energía utilizable que se obtiene finalmente) de estos yacimientos sea ínfima, se continúa apostando por las fuentes de energía no renovables, aunque sabemos que el éxito de la lucha contra el cambio climático pasa por dejar esos recursos bajo tierra y apostar decididamente por las renovables. Si usar el “fracking” suponía ya rebañar los últimos (y de peor calidad) recursos fósiles, no veo porque el uso de técnicas convencionales suponga una diferencia en ese sentido.

Y es que por más que hablemos de la crisis ecológica que padecemos y que pone en peligro un modo de vida medianamente digno para las próximas generaciones, los gobiernos continúan con sus políticas cortoplacistas que no permiten dar una solución, que sí existe, al gran reto al que nos enfrentamos si no cambiamos de rumbo y pasamos de un modelo económico (y energético) basado en el despilfarro absurdo de recursos en lugar de implantar un modelo realmente sostenible. Además, por mucho gas natural que se consiga extraer de los permisos que tiene SHESA actualmente, siempre vamos a depender de la importación, en gran medida de países como Argelia que viven una situación de inestabilidad que puede cerrar el grifo de un momento a otro.

Es cierto que la Estrategia Energética de Euskadi 2020 recoge medidas de ahorro y eficiencia, de inversión en renovables o de apuesta por un transporte menos dependiente de los combustibles fósiles. Pero como también es cierto que en Euskadi partimos en desventaja en sostenibilidad de nuestro modelo energético debido a políticas que han fomentado la industrialización basada en el derroche energético, uno de los pilares de la sociedad de consumo, dichas medidas distan mucho de ser realmente efectivas. Importante es la propuesta para incrementar el gasto en investigación y desarrollo en el campo energético, un sector con futuro sin duda alguna. Pero tenemos que ser conscientes de que la tecnología no va a solucionar por sí sola el problema si no va acompañada por un cambio profundo y responsable en nuestros  propios hábitos cotidianos.

About José Luis Salgado Airas

Mi nombre es José Luis Salgado y vivo en Vitoria-Gasteiz. Soy periodista y trabajo en comunicación online como freelance.
This entry was posted in Euskadi/País Vasco/Euskalherria, Medio Ambiente and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *